UNIVERSIDAD

Hubo acuerdo con los no docentes, pero la actividad vuelve el lunes

En la UBA se destrabó el conflicto con el personal. Educación garantizó que habrá un refuerzo de fondos. Más paros docentes.

 Por Javier Lorca

La crítica situación salarial y presupuestaria sigue complicando la actividad académica. Desde ayer, la Universidad de Buenos Aires está prácticamente paralizada, y seguirá así hoy, por una huelga del personal no docente. El gremio Apuba mantuvo la medida de fuerza, pese a que ayer llegó a un acuerdo con las autoridades de la UBA. El conflicto comenzó a destrabarse porque el Ministerio de Educación confirmó un refuerzo de fondos para la universidad, en una suma todavía no precisada (ver aparte). Además de a los bolsillos no docentes, se destinaría a los gastos de funcionamiento de las facultades, los hospitales y a intentar paliar algunos de los graves problemas edilicios de la institución. No obstante, ya hay previstas una serie de clases públicas y actividades de protesta de estudiantes y docentes para la semana que viene. En paralelo, continúa irresuelto a nivel nacional el conflicto docente.

Al igual que el lunes, ayer casi no hubo clases en la UBA. Varias facultades directamente permanecieron cerradas: Filosofía y Letras, Ingeniería, Psicología y Ciencias Económicas. Otras estuvieron abiertas, pero la ausencia de los trabajadores administrativos y de mantenimiento redujo el movimiento al mínimo. El mismo escenario persistirá hasta las 24 de hoy. Antes, este mediodía, el vicerrector Aníbal Franco y la dirigencia de Apuba firmarán el acuerdo alcanzado ayer. El gremio suspenderá el paro de 72 horas que iba a realizar la semana que viene y el vicerrector se comprometerá a pagar la reclamada paritaria no docente antes de fin de año: serían 200 pesos este mes, 200 en octubre, 300 en noviembre y 600 en diciembre.

Desde el lunes, el foco del conflicto se correrá a la situación edilicia de la UBA. Ya aparecidas en varias unidades académicas, las dificultades de infraestructura estallaron en las últimas semanas en la sede de Uriburu 950, donde funcionan dependencias del rectorado, cátedras de Medicina y el Instituto de Investigaciones Gino Germani, de Ciencias Sociales. El edificio tiene problemas con las redes de electricidad, gas y agua, también con los ascensores. El personal realizó una serie de medidas de fuerza y el lunes se movilizarán investigadores, becarios, auxiliares, alumnos y no docentes del Gino Germani. “El pensamiento se moviliza en un edificio que colapsa”, es el lema que propondrán en una jornada de charlas y clases públicas, videos, música. “Apelamos a todos los que aún son sensibles a estas situaciones paradojales de una educación pública e investigación universitaria pobre y mísera en un país de grandes reservas, ricos en recursos y gran potencial humano”, señalaron a través de un comunicado. Las actividades empezarán a las 13 y cerrarán a las 21 con un festival.

La disputa por los salarios docentes derivó esta semana en un paro de 48 horas organizado por la Conadu Histórica, que sostiene su pedido de aumento para llevar el cargo testigo a la media canasta familiar, después de haber rechazado el incremento del 19 por ciento otorgado por el Gobierno. La próxima medida será una marcha nacional, el viernes 15, junto con otras organizaciones de todos los niveles educativos. Ayer, los dirigentes de Conadu Histórica se reunieron con el secretario de Políticas Universitarias, Alberto Dibbern. “Nos vamos totalmente insatisfechos. Las autoridades no manifiestan ningún apuro por resolver las urgentes demandas docentes”, dijo Sergio Zaninelli.

Otro frente de conflicto docente se abrió esta semana con la federación sindical Conadu, que sí había aceptado aquel aumento del 19 por ciento. Las negociaciones con Educación se trabaron repentinamente cuando debía acordarse la incorporación al salario básico de un adicional. La oferta oficial –ayer reiterada ante la Histórica– es bonificar progresivamente el estímulo, entre diciembre y junio próximos. Los gremialistas piden que la bonificación se complete este año (anualizada, la cifra en cuestión suma unos 180 millones de pesos) y, ante la negativa, convocaron a una huelga para el jueves 14. En algunos sindicatos de base, el paro será mayor, como en la Universidad de Rosario.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.