ECONOMíA › OTRO MEGAPLáN DE 800 MIL MILLONES DE DóLARES PARA SOSTENER EL SISTEMA BANCARIO

Megafortunas para las megadeudas

La Reserva Federal anunció que el dinero será para comprar hipotecas y otros activos incobrables de Fannie Mae y Freddie Mac y de otros bancos paraestatales menores. Bush reconoció que los mercados “todavía no están funcionando como querríamos”.

En otra muestra de la debacle financiera estadounidense, la Reserva Federal anunció otro megaplan de 800.000 millones de dólares para tratar de mantener en pie al quebrado sistema bancario de su país. Ese dinero se aplicará en la compra de hipotecas y otros activos incobrables de los balances de entidades. En ese nuevo salvataje, la Fed va a asumir hasta 100.000 millones de dólares de deuda de Fannie Mae y Freddie Mac y de otros bancos paraestatales menores. La absorción de esos pasivos comenzará la semana próxima. A la vez, la banca central de Estados Unidos adquirirá también en el mercado secundario hasta 500.000 millones en títulos emitidos por esos organismos. Esas operaciones comenzarán en enero del año próximo. Esta medida constituye otro intento de recuperar el mercado de crédito para frenar el derrumbe de la economía. Ante esa iniciativa, la Bolsa de Nueva York no se conmovió: el Dow Jones subió 0,4 por ciento, mientras que el panel tecnológico Nasdaq perdió 0,5.

Además de Fannie Mae y Freddie Mac, la Fed salió al rescata de doce bancos regionales de crédito inmobiliario (Home Loan Banks) así como de Ginnie Mae (Government National Mortgage Association), que garantiza los activos vinculados con créditos hipotecarios por préstamos estatales. La compra de activos respaldados por créditos hipotecarios (mortgage backed securities) se llevará a cabo a través de administradores de activos “seleccionados por un proceso de libre competencia”, según la Fed. Hundidos por la paralización del mercado inmobiliario y por el aumento de la insolvencia, Fannie Mae y Freddie Mac han seguido perdiendo sumas colosales después de que fueron puestas bajo tutela estatal el 7 de septiembre. Las pérdidas del primero llegaron en el tercer trimestre a 28.900 millones de dólares, y las del segundo, 25.300 millones.

El secretario del Tesoro, Henry Paulson, reconoció que, a pesar del paquete de salvataje de 700.000 millones de dólares lanzado por el gobierno del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, “los mercados financieros no están funcionando como querríamos”. Y señaló que “nada es más importante” que mantener a los grandes bancos estadounidenses a salvo de un colapso, en medio de la actual crisis financiera, en referencia al salvataje al Citi por 20 mil millones de dólares. Durante una conferencia de prensa en Washington, Paulson anunció que el gobierno proveerá unos 200.000 millones de dólares para asistir a las instituciones financieras que emiten tarjetas de crédito, conceden créditos para estudiantes o comprar automóviles. El crédito al consumo es vital para la economía estadounidense, cuyo crecimiento depende en un 70 por ciento de los gastos de los hogares. De acuerdo con la segunda estimación oficial, el PIB retrocedió en 0,5 por ciento en el tercer trimestre debido a una caída de los gastos de los hogares de 3,7 por ciento.

En ese contexto, el presidente electo Barack Obama prometió ayer que acabará con el despilfarro del presupuesto, a la vez que hará lo que sea necesario para animar el crecimiento económico a corto plazo. Obama admitió que su plan de inyectar miles de millones de dólares en gasto para estimular a la economía elevará aún más el déficit presupuestario, pero defendió los beneficios a largo plazo de invertir en la erosionada infraestructura estadounidense y el sistema de salud.

Compartir: 

Twitter
 

El megaplán comenzará la semana próxima, pero su desarrollo le corresponderá al nuevo gobierno.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.