ECONOMíA › BUZZI Y DE ANGELI SE “RECONCILIARON”

La hora del disimulo

El presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, y el titular de la filial de Entre Ríos, Alfredo De Angeli, dialogaron ayer telefónicamente por primera vez desde el episodio que los distanciara en los últimos días y confirmaron la unidad de la agrupación ruralista. Buzzi, al referirse a la expresión de que estaba “hinchado las pelotas” luego de que De Angeli se opusiera al acuerdo con el Gobierno, dijo que eso “fue dicho en ese contexto y punto, no significa más que eso; que la Federación Agraria está partida es un disparate que no vamos a regalarle a este gobierno”.

Con respecto al acuerdo, aclaró en diálogo con una radio local que “una vez que se sientan los ministros y viene la propia presidenta y en algunos puntos se puede hacer algún avance, estás encerrado entre cuatro paredes, no podés hablar con nadie y hay que tomar decisiones”. De todos modos, Buzzi dijo que “esto no conforma las aspiraciones nuestras”. Y, recordó que es “un productor chico y yo me caigo del mapa, si no cambiamos las retenciones yo desaparezco como productor entonces no puedo ser tan idiota de creer que con esto está resuelto el problema”.

Buzzi dijo también no poder creer que “algunos términos sean tapa de diario” y aclaró que él hablaba en general, porque “tratamos el tema del trigo, la ganadería y la lechería y después me llegaban mensajes diciendo que no estaban conformes con el gobierno”. “¿Quién está conforme con este gobierno? Nadie en el campo”, remarcó. Asimismo, señaló que “la negociación con no terminó”. Por su parte, De Angeli le manifestó a Buzzi que “podemos tener disidencias pero para defender al sector”. “No debe ser fácil estar en los pantalones de Eduardo delante de un ministro y un gobierno que viene prometiendo y confundiendo a la gente”, agregó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.