ECONOMíA › HUGO MOYANO RECLAMó UN AUMENTO “NO INFERIOR AL 31 POR CIENTO” PARA LOS CAMIONEROS

Salarios e impuestos, cruce peligroso

El gremio de camioneros elevó el pedido de aumento que iba a formular, presumiblemente, ante la falta de respuesta al reclamo de suba del mínimo no imponible en Ganancias. Poco antes, Pablo Moyano había pedido una suba “moderada”.

Hugo Moyano movió el tablero. En una nota enviada a la Federación de Empresas de Autotransporte de Cargas (Fadeeac), el gremio de los camioneros solicitó la apertura de las negociaciones paritarias y planteó, como punto de partida, discutir un aumento salarial “no inferior al 31 por ciento”. El posicionamiento de la federación que encabeza el titular de la CGT descoloca a los gremios que firmaron por cifras más cercanas al 20 por ciento (UPCN con el gobierno nacional, el último, por 21 por ciento) y a lo anticipado por Pablo Moyano, adjunto del Sindicato de Choferes de Camiones e hijo del jefe de la CGT, quien pocos días atrás había anticipado que su gremio solicitaría un incremento del 20 por ciento. También puede representar un traspié para el gobierno nacional, que viene proclamando la necesidad de moderar los reclamos salariales para no generar expectativas inflacionarias.

La comunicación escrita de la Federación de Camioneros, firmada por Hugo Moyano, fue informada por el sector empresario. La solicitud es que el aumento se abone en dos etapas, 16 por ciento con los salarios de julio y el 15 restante con vigencia a partir de octubre. Los directivos de Fadeeac optaron por no fijar criterio respecto del pedido. La entidad empresaria “esperará para analizar ese reclamo a la apertura de las negociaciones colectivas que deben ser convocadas por el Ministerio de Trabajo”.

Antes de la formulación del pedido de incremento salarial, Moyano había reiterado en varias oportunidades que sería necesario un aumento de las deducciones en el impuesto a las Ganancias, en particular en la llamada “deducción especial”, usualmente denominada “mínimo no imponible. De no moverse este dique, hasta los salarios básicos de las categorías superiores del gremio de camioneros sufrirían una fuerte carga impositiva con los incrementos de este año. No son pocos los que sugieren que la falta de respuesta del Gobierno a este reclamo motivó que el dirigente principal de la CGT subiera la apuesta en materia salarial.

Pocos días atrás, Pablo Moyano había manifestado que su gremio pediría en paritarias un aumento del 20 por ciento, una recuperación “moderada” como para no poner en aprietos a empresas “que no podrían pagar un aumento mayor”. Al mismo tiempo, Héctor Recalde, diputado del Frente para la Victoria y estrechamente ligado a Hugo Moyano, había presentado un proyecto para modificar el impuesto a las Ganancias sobre el trabajo personal, bajando las tasas que pagan las categorías más bajas y estableciendo un reajuste automático de las deducciones.

Si este proyecto era aprobado, el aumento del 20 por ciento beneficiaría plenamente a los asalariados de gremios bien remunerados, como el de camioneros. Pero la vigencia de la actual escala impositiva prácticamente termina absorbiendo tal aumento, en el caso de los trabajadores que son alcanzados por el impuesto al recibir el mismo.

Compartir: 

Twitter
 

Pablo Moyano, adjunto del sindicato de choferes, había pedido el 20 por ciento. Hugo elevó el reclamo a 31.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.