ECONOMíA › TERCERA AUDIENCIA POR PAPEL PRENSA

Plantador plantado

 Por Sebastián Premici

“En la década del ’70 nos incentivaron a plantar árboles (sauces). Nos convencieron diciendo que íbamos a ser proveedores para toda América latina. Obviamente que lo hicimos de la mano de los dueños privados de Papel Prensa (la familiar Graiver). Sin embargo, hoy tenemos que denunciar la miserabilidad con que nos trata la empresa (donde Clarín y La Nación tienen la mayoría accionaria) al pagarnos tan sólo 95 pesos la tonelada de madera, cuando ellos venden la tonelada de papel en más de 2000 pesos.” Estas palabras corresponden a Juan Carlos Azzi, un viejo dirigente socialista y productor forestal que integra la Cooperativa de Consumo Forestal y Servicios Públicos del Delta, que ayer participó de la tercera jornada de las audiencias públicas sobre Papel Prensa. Según manifestó Azzi durante su intervención, en el Delta quedaron miles de hectáreas abandonadas porque la actividad dejó de ser rentable a partir de los precios que paga Papel Prensa.

En diálogo con Página/12, Azzi señaló que la semana pasada el jefe de Compras de la papelera fue al Delta para ofrecerles a los productores un aumento por la madera que le compran a la cooperativa: ese incremento fue, según relató el productor, de 8 pesos. “Con lo que nos paga hoy Papel Prensa, perdemos entre 30 y 40 pesos por tonelada. Por eso la gente abandonó su producción”, aseveró a este diario el dirigente socialista y agregó: “Para que la actividad sea rentable, deberían pagarnos 200 pesos la tonelada, sin contar los gastos de flete”.

El legislador Ariel Basteiro está preparando un proyecto de ley para incluir dentro de la declaración de interés público a los productores forestales. Según afirmó el diputado en diálogo con Página/12, el costo total de producción de Papel Prensa sería de 350 pesos por tonelada, cuando es vendida por arriba de los 2000 pesos.

De los 22.000 productores que vivían en el Delta en la década del ’70, quedan en la actualidad aproximadamente 2000. Sin embargo, los 2400 kilómetros cuadrados del Delta siguen plagados de sauces a la espera de ser forestados. “Que el papel para todos sea una realidad, tanto para los diarios como para los productores. Que la democracia también sea para todos, tanto para los trabajadores como para los medios de comunicación”, concluyó Azzi.

De la jornada de ayer también participaron académicos, empresarios de medios, periodistas y canillitas. “Queremos vivir de lo que nos corresponde y no de dádivas del monopolio”, afirmó Juan Alvarez, secretario general del Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas de Tucumán.

A su turno, Walter René Goñi, director periodístico de El Diario de La Pampa, afirmó que en 2002 Papel Prensa “redujo unilateralmente” el cupo de papel que les vendía. De las 19 toneladas diarias, pasó a venderles sólo 8. “El daño para la economía de los diarios del interior ya está hecho. Perdimos mercado y lectores”, manifestó Goñi.

Una posición similar recalcó el dueño de un pequeño diario de Pilar, Augusto Zamarripa, que consume entre 3 y 4 toneladas de papel por día. “Vivimos, sufrimos y luchamos por un precio del papel que sea igualitario para todos los medios. Estoy acá para convencer a los legisladores, del oficialismo y de la oposición, para que aprueben este proyecto”, afirmó Zamarripa, empresario asociado a Adepa, entidad empresaria controlada por Clarín y La Nación.

Como en las reuniones anteriores, la oposición no participó de las audiencias, que finalizarán la semana próxima. Luego será el turno del debate en las comisiones y de la negociación política para sumar voluntades.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.