ECONOMíA › INFORME OFICIAL QUE DA CUENTA DE GRAVES IRREGULARIDADES EN EL INDEC PREVIAS A 2007

Más o menos inflación según para qué se mida

Relevamientos que no se hacían, rebajas que no se computaban, mediciones alteradas son irregularidades que, según la cartera económica, se cometían antes de la actual gestión en el Indec. Habría sido para beneficiar a tenedores de títulos indexados, bancos y fondos.

 Por Roberto Navarro

En los próximos días, el Ministerio de Economía elevará a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner el informe “Indec: la verdad”. Ese documento luego será enviado al Congreso para sumar información al debate que se está dando en el marco del proyecto de ley de normalización del Instituto Nacional de Estadísticas, que tiene media sanción del Senado. En un acto en la Casa Rosada se presentará el documento y se anunciará su giro al Congreso. Funcionarios de Poder Ejecutivo explicaron a este diario que en ese acto se “remarcarán las irregularidades que encontró el Gobierno en la gestión del Indec que terminó en enero de 2007”. Página/12 tuvo acceso exclusivo a informes, memorándum internos y actas judiciales que serán utilizados como pruebas de las irregularidades que, según el Gobierno, tenían la intención de “inflar el índice de precios al consumidor para beneficiar a tenedores de títulos públicos indexados por el CER”. También se hará mención a la polémica sobre el índice actual y a las características del nuevo IPC nacional que se está elaborando (ver aparte).

El primer documento es una recopilación de investigaciones y seguimientos que se hicieron desde la cartera económica entre junio y diciembre de 2006. A partir de esa información se elaboró un expediente que detalla las presuntas irregularidades descubiertas por la tarea de Beatriz Paglieri en el Indec en los primeros meses de la nueva gestión. Además, se preparó otro documento con las conclusiones del seminario realizado semanas atrás con los representantes del CAES (Consejo Académico de Evaluación y Seguimiento), conformado por cinco universidades públicas, y la presencia del ministro de Economía, Amado Boudou; el viceministro, Roberto Feletti, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Por último, se suma el informe enviado al Fondo Monetario internacional: “Cuestiones Relativas al IPC”.

Página/12 tuvo acceso al documento que presentará el Gobierno para demostrar que la gestión que finalizó a fines de 2006 “inflaba” el IPC. Un testimonio firmado por el escribano general de Gobierno de la Nación, Horacio Dalbora, el 5 de febrero de 2007, señala: “La doctora Beatriz Paglieri hace entrega de un informe correspondiente al Indice de Precios al Consumidor de enero de 2007, que le fuera suministrado por el licenciado Emilio Platzer (gerente de Informática) y la señora Marcela Almeida. Del mismo surge con evidencia que para la comparación se tomaron como base de cálculo los precios del mes de noviembre de 2006, no obstante figurar como correspondientes al mes de diciembre de 2006, conforme se puede observar en el cuadro A4 del informe oficial”. Es decir que el escribano general de la Nación corroboró que para calcular el IPC de enero de 2007, en vez de comparar los precios tomados ese mes con los registrados en el mes anterior: diciembre, se los comparó con noviembre de 2006. De esa manera se sumaron dos meses de inflación y se presentaron como si fuera sólo la evolución de precios de enero. Así el índice prácticamente se duplicaba.

Un destacado funcionario de Economía indicó a este diario que “en los primeros meses de 2006 comenzamos a notar que algunos incrementos de precios registrados por el Indec no se correspondían con los datos que manejábamos. A partir de junio de ese año conformamos un equipo técnico que realizó un seguimiento de precios en los comercios y de metodología en la instrumentación del índice”. Con esos datos la cartera económica le envió un memorándum confidencial al entonces jefe de Gabinete Alberto Fernández. Lo que sigue es un resumen de los principales puntos señalados en ese documento:

- Pan francés: “Ante el incremento del precio del pan, que había llegado a más de tres pesos, se acordó con la Federación Argentina de Panaderos un precio de referencia de 2,50 pesos del pan francés tipo flauta de hasta ocho piezas el kilo. Un acuerdo similar se realizó con la Cámara de Supermercados. Como resultado de dicho acuerdo todas las cadenas pertenecientes a la cámara bajaron sus precios. El más caro era Jumbo, que cobraba el producto 2,10, y el más barato, Carrefour, que bajó su precio a 1,50 peso. Por otro lado, entre el 20 de junio y el 16 de septiembre se relevaron precios en 841 panaderías del área metropolitana, comercios en los que se verificó un precio máximo de 2,50 pesos. La nómina de comercios figura en el anexo de este informe. En esos meses el precio del pan en el IPC no bajó”.

- Sector turismo: “Luego de las escandalosas subas registradas durante las vacaciones de invierno, se acordó con las cámaras del sector una rebaja sustantiva, que, según nuestros registros, se concretó. El Indec no registró la baja. Durante el mes de enero de 2007 el Indec informa un incremento del 40 por ciento en ese segmento. Según relevamientos propios y el efectuado por los operadores turísticos, que se adjuntan en el anexo, ese incrementó no existió”.

Con respecto a la diferencia que señala el memorándum, en Economía relatan que una vez realizado el cambio de autoridades, se solicitó la muestra de establecimientos sobre los que se había basado el cálculo y la forma en que se realizó el relevamiento. Beatriz Paglieri señaló a este diario que recibió el listado con los teléfonos a los que se había llamado para tomar los precios. “Con esa información solicité a las telefónicas la corroboración de los llamados. Las empresas enviaron un informe en el que no figuraba ninguno de los números que se me informaron. Mi conclusión fue que ese relevamiento nunca se realizó”, señaló Paglieri.

- Medicina prepaga: “El acuerdo alcanzado con las empresas de medicina prepaga, que involucra a más del 90 por ciento del mercado, fue de un aumento del 2 por ciento para el segundo semestre del año en curso (2006). Las empresas involucradas publicaron una solicitada confirmando el acuerdo. Dado el alto grado de concentración de este mercado, fue fácil comprobar su cumplimiento. Sin embargo el Indec registra incrementos del hasta el 18 por ciento”.

- Productos primicia: “Un buen ejemplo de esta línea es el durazno. En el último cuatrimestre del año se comenzaron a comercializar las primeras cosechas de esta fruta, que llegaron de Tucumán. La cantidad en oferta era muy exigua, lo que elevó el precio entre un 50 y un 80 por ciento. Dos semanas después, cuando llegaron las cosechas de las demás provincias productoras, el precio había vuelto a su valor anterior a la suba. El artículo 13 de la metodología del Indec señala claramente que, en estos casos, en las primeras dos semanas, se debió reemplazar el producto por una fruta de estación con una oferta relacionada con la demanda. El Indec no cumplió con la metodología y procesó incrementos de hasta el 80 por ciento”.

- Servicio Doméstico: “Con una ponderación del 1,38 por ciento, el Indec considera que si una empleada doméstica pasa de ganar de 5 a 6 pesos la hora en un mes, la incidencia en la inflación es del 0,28 por ciento. Como figura en el anexo, se pudo comprobar que el relevamiento se hacía preguntándoles a 50 empleados del Indec mensualmente cuánto pagaban por el servicio doméstico. Más allá de la mínima cantidad y poca seriedad de la muestra, luego se comprobó que muchos de esos empleados no contaban con ese servicio”.

- Indumentaria: “En septiembre de 2006 el Indec registró un incremento del 44,4 por ciento en la bermuda para niños y de un 11,2 por ciento en igual producto para hombres. También registró un aumento del 33,7 por ciento para la remera de niño y del 18,8 por ciento para la de hombre. En un amplio muestreo realizado por el equipo técnico de Economía se comprobó que los aumentos habían sido significativamente inferiores y que no existe diferencia entre los aumentos entre la ropa de un mayor y un menor, siempre que sean del mismo sexo”.

- Cambios de calidad: “Cuando un producto eleva su calidad sube su precio. El artículo trece señala taxativamente que debe buscarse en el mercado un producto de similar calidad al anterior o, si no existe, realizar un empalme metodológico. Un caso claro es el de los medicamentos, que suman alguna nueva droga y pasan a denominarse ‘Forte’. El precio sube por aumento de calidad. El Indec registraba el incremento como inflación. Lo mismo ocurrió con una marca de cuadernos que cambió su tapa blanda por una dura”.

- Cambios de negocios: “Durante el año 2006 se detectó un fuerte corrimiento de los negocios relevados. En todos los casos se trató de reemplazos de comercios de zonas pobres por otros en barrios de mayor poder adquisitivo, en los que los consumidores convalidan mayores aumentos de precios. A fines de 2006, en todo el municipio de la Matanza, en el que viven casi dos millones de personas, se relevó una sola carnicería”.

[email protected]


Documentos que serán presentados como prueba por Economía.

Compartir: 

Twitter
 

El Indec en la mira de las propias autoridades, que denunciarán cómo se inflaban índices.
Imagen: Lucia Baragli
 
ECONOMíA
 indice
  • INFORME OFICIAL QUE DA CUENTA DE GRAVES IRREGULARIDADES EN EL INDEC PREVIAS A 2007
    Más o menos inflación según para qué se mida
    Por Roberto Navarro
  • OPINION
    Paralelo
    Por Alfredo Zaiat
  • OPINION
    Argentina y Brasil, sin escalada
    Por Martín Granovsky
  • EL CONFLICTO COMERCIAL CON BRASIL BUSCA UNA SALIDA. LA CITA ES EN BRASILIA
    Una disputa con sombras de la China
    Por Raúl Dellatorre

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.