ECONOMíA › LA PRESIDENTA ADVIRTIO SOBRE LOS RIESGOS DE LA DEBACLE FINANCIERA INTERNACIONAL

“Nos van a querer trasladar la crisis”

Cristina Kirchner afirmó que la Unasur debe dar una respuesta mancomunada frente al tembladeral de Europa y Estados Unidos. “Nos tenemos que blindar”, sostuvo, al cierre de un congreso empresario. Preocupación entre los industriales.

 Por Cristian Carrillo

“Estamos ante el derrumbe del paradigma de los países desarrollados”, señaló la Presidenta.
Imagen: Télam.

“Estamos ante el derrumbe del paradigma de los países desarrollados, y seguramente van a intentar trasladarnos la crisis a nosotros”, advirtió la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Estados Unidos sufrió ayer un derrumbe histórico de sus indicadores bursátiles, en respuesta a la incertidumbre que genera la situación económica de ese país y de varios de Europa (ver página 15). La jefa de Estado se manifestó al respecto en el discurso de cierre del Congreso Metalúrgico 2011, que organizó Adimra. “Lo que tenemos que hacer, como charlaba el otro día con varios presidentes de la Unasur, es blindar a la región, profundizando la integración local y regional”, aseguró Cristina ante los empresarios. Industriales y economistas que participaron de ese encuentro coincidieron en que la crisis internacional genera preocupación. “Pero en otro momento del país, más vulnerable, estaría más preocupado”, dijo a Página/12 el titular de la Unión Industrial, José de Mendiguren.

El congreso comenzó temprano, cuando Wall Street todavía no había arrancado sus operaciones. Con el devenir de las horas, empezó a verse la cara de preocupación de algunos empresarios que recibían información de lo que sucedía en los mercados internacionales en sus teléfonos inteligentes. Para la tarde, el tema se había impuesto en el evento que se desarrolló en Parque Norte. La Presidenta, encargada del cierre, dedicó una parte de su discurso a la delicada situación en la que se encuentran las denominadas economías desarrolladas. “Se habló de escenario complejo. Creo que Juan Carlos (Lascurain, titular de Adimra) fue cuanto menos generoso. A los países desarrollados les llegó el tema de la especulación y la creación del dinero sin pasar por el circuito de la producción de bienes y servicios. Estos paradigmas han caído”, aseguró Cristina.

Manifestó que la región debe luchar contra los efectos negativos de la crisis de manera integrada y “en igualdad de condiciones, de modo tal de que sea una integración asociativa entre los distintos países; que no sea cooptación y destrucción de trabajo. Se ha confirmado que solamente el trabajo, y ahora la ciencia y la tecnología, es lo que va a determinar el siglo XXI. Y la Argentina está en óptimas condiciones de ser protagonista de fuste en el orden mundial”, indicó CFK.

“Estamos preocupados, pero menos que en otros momentos. Recordemos casos de crisis afuera y cómo nos pegaba. Es posible que haya algún efecto. La experiencia argentina de crisis pasadas demuestra que la tendencia de continuar con los ajustes no soluciona los problemas, sino que los traslada hacia adelante”, dijo De Mendiguren a este diario. El empresario textil consideró que sólo puede salirse del atolladero si “se da una vuelta de ciclo”. “Acá se habla de seguridad jurídica, pero qué seguridad jurídica puede mostrar (Estados Unidos) cuando achica su mercado”, sentenció. En el mismo tono se manifestó José Luis Basso, empresario autopartista. “La verdad es que estamos preocupados, como toda empresa que exporta. Sin embargo, habrá que ver qué ajuste se da en el dólar a nivel internacional para saber cómo quedamos posicionados”, señaló.

En los paneles también se trató el tema. Los economistas Miguel Peirano, Iván Heyn y Matías Kulfas coincidieron en la gravedad de la crisis internacional. De todos modos destacaron la oportunidad que puede representar este escenario para la Argentina. El ex ministro de Economía definió la crisis económica como “de carácter estructural”. “La debilidad de los paradigmas ortodoxos frente a la crisis quedó demostrada en una primera instancia, cuando en los Estados Unidos el gobierno hablaba de una crisis inmobiliaria, al tiempo que en Europa la respuesta era fortalecer al mercado financiero”, describió. Peirano apuntó también contra el fracaso de “organismos multilaterales como el FMI y la OMC, creados para disciplinar a los países en vías de de-sarrollo, que tienen una respuesta obsoleta frente a la crisis”. Por su parte, Heyn, que representa al Estado en la empresa de aluminios Aluar, coincidió en la magnitud de la crisis y señaló que existen dos tipos de respuesta: uno es el esquema de Estados Unidos y Europa, que consiste en salir al rescate del sector financiero, y otro el de los países como la Argentina, que apuntan a fortalecer el mercado interno. Kulfas, director del Banco Nación, opinó que “uno de los principales desafíos para el país pasa por el financiamiento de la inversión productiva”.

El diagnóstico temprano de los economistas y empresarios coincidió así con el cierre de la Presidenta, para quien la solución es “profundizar las articulaciones”. “No enfriar la economía sino recalentar las inversiones”, concluyó la mandataria.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.