ECONOMíA › LA SITUACION LABORAL DE LOS JOVENES EN LONDRES

“Sin empleo ni educación”

 Por Javier Lewkowicz

El estallido social ocurrido en Gran Bretaña a principios de mes, que dejó un saldo de cinco muertos y más de 1500 detenidos, tuvo como principal actor a los jóvenes, entre los cuales uno de cada cinco está sin trabajo. La economía británica está muy golpeada; la desocupación roza el 8 por ciento y el fuerte ajuste fiscal amenaza con posponer más la recuperación. Página/12 mantuvo un encuentro con Jeremy Groombridge, encargado de la oficina de empleo del Reino Unido, quien visitó la Argentina para participar de una serie de seminarios con el Ministerio de Trabajo. El funcionario inglés analizó los violentos incidentes en Londres, la situación laboral y las medidas de ajuste fiscal aplicadas por la administración que encabeza el conservador David Cameron.

–¿Cómo analiza la situación laboral en el Reino Unido?

–Vivimos tiempos de desafíos. Tuvimos un aumento en el desempleo en 37 mil personas en el último mes, es un número significativo. En el lado positivo, el gobierno está introduciendo diversos programas para ayudar a la gente en el período en el que está desempleada. Es muy importante que la gente no permanezca desempleada durante mucho tiempo. Desde la oficina de empleo proveemos servicios a los desempleados de todas las edades, les ofrecemos las mejores oportunidades para que vuelvan al mercado de trabajo. Mi rol es integrar la oficina de empleo con el subsidio para los desempleados. Alrededor del 50 por ciento de las personas que acuden a nuestra oficina consiguió trabajo en tres meses. Del resto, el 75 por ciento lo hizo en seis meses.

–¿Qué relación establece entre la situación económica, en particular la laboral, y los graves incidentes ocurridos hace unas semanas en Londres?

–El desorden ocurrido tiene probablemente múltiples causas. Tenemos que ser muy cuidadosos en no sacar conclusiones rápidas. Pero queremos que los jóvenes tengan las mejores oportunidades. El gobierno está proveyendo pasantías, oportunidades de empleo para que puedan insertarse en el plano laboral. La gente está preocupada por la posición de los jóvenes.

–¿Cuál es la situación laboral de los jóvenes?

–Hay un aumento en la cantidad de jóvenes que no tienen educación ni trabajo. Estamos muy preocupados por ello. Las oficinas de empleo tienen un rol muy importante que jugar en materia de asesoramiento y capacitación.

–En Gran Bretaña se han tomado medidas de ajuste fiscal en diversas áreas para afrontar la crisis. Buena parte de la literatura económica y la propia experiencia en muchos casos sugieren que ello va en contra del crecimiento y de la creación de empleo. ¿Qué piensa al respecto?

–La reducción de gastos para enfrentar el déficit presupuestario sí resulta en una caída del empleo, en especial en el sector público. Pero se prevé que la creación de empleo en el sector privado compense la situación. Yo no soy economista y la decisión de recortar el déficit presupuestario es de nuestros políticos, no mía. Habiendo dicho eso, creo que es claro que el nivel de gasto que se ha realizado en los últimos 10, 20 años o más, es simplemente no sostenible. Todos reconocemos que algún ajuste tenía que tener lugar. El gobierno puede hacer las cosas de forma mucho más eficiente. Hay gasto desperdiciado en el sector público. Se pueden mejorar los procesos, ser más eficientes con la ayuda de las nuevas tecnologías. Las reducciones en el gasto son necesarias para reducir el déficit presupuestario.

–¿Cómo afectó el recorte fiscal en su área?

–En la oficina de empleo estamos enfrentando reducciones presupuestarias significativas. Eso no significa reducir el servicio, sino hacerlo más eficiente. En algunas áreas hubo una reducción del presupuesto de hasta el 40 por ciento. Estamos reduciendo drásticamente el tamaño del departamento. Tenemos que buscar alternativas para entregar un mejor servicio. Eso supone incrementar rápidamente la gente que accede en forma online.

–¿Hubo despidos?

–Ahora tenemos 70 mil personas en el departamento, que serán reducidas en un 20 por ciento en tres o cuatro años.

–¿Se recortó el monto del beneficio que reciben los desocupados?

–No se les paga menos, aunque hubo algunos ajustes en las reglas para acceder al subsidio. Desde el año que viene, en lugar de ser indefinido, habrá un tiempo máximo de doce meses para recibir el beneficio. Después, la mayor parte seguirá recibiendo algún tipo de subsidios, porque cumple con los criterios de no llegar a un ingreso mínimo. Pero el cambio sí va a ser sentido por los que tienen otros ingresos o los que tienen ahorros propios.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.