ECONOMíA › LA CALIFICADORA PASO DE ESTABLE A NEGATIVA LA PERSPECTIVA SOBRE LOS BANCOS ARGENTINOS

Moody’s ve nubarrones y le llovió encima

La agencia advirtió que podría bajar la calificación de los bancos porque considera que el nivel de crecimiento y ganancias record del sector no sería sostenible. Banqueros nacionales, extranjeros y funcionarios le respondieron con dureza.

 Por Cristian Carrillo

La calificadora de riesgo Moody’s degradó de “estable” a “negativa” la perspectiva de la nota que pone a los activos bancarios de Argentina. La agencia justificó la decisión en una evaluación pesimista sobre los actuales niveles de consumo e inflación en el país, producto de políticas fiscales y monetarias expansivas. La firma sostiene que ese ritmo de crecimiento es “difícil de sostener”. La noticia generó un amplio rechazo por parte de los principales actores del sector, tanto públicos como privados, quienes coincidieron en señalar los niveles record de ganancias, solvencia y reducción en la mora crediticia que exhibe la banca local. Moody’s completa la troika con Fitch y Standard & Poor’s, quienes pasaron por alto en los últimos años las principales crisis financieras. “No dejo de sorprenderme por la irresponsabilidad y la falta de profesionalismo de estas calificadoras”, apuntó la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont.

Fuera de timing, y también de época, resonó ayer el alerta de Moody’s.

La experiencia argentina de los últimos años, sustentada en una política de estímulo al consumo, es hoy mirada con recelo por las principales economías del mundo, que ven peligrar su sendero de crecimiento producto de la crisis global. Los gobiernos de los países centrales ensayan por estas horas agresivos planes de recorte para achicar sus déficit presupuestarios. A partir de 2003, el sistema bancario local comenzó una fuerte recuperación de sus principales indicadores de actividad, niveles de depósitos y liquidez, créditos, rentabilidad y calidad de sus carteras. Esto le permitió sobrellevar sin problemas el arribo en 2008-2009 de los efectos de la crisis “subprime” con epicentro en los grandes holdings bancarios estadounidenses. Superada esa prueba, Moody’s entiende que el sistema bancario argentino presenta algunas debilidades. El reporte establece tres preocupaciones: “La fragilidad de las ganancias, que dependen cada vez más de las políticas acomodaticias pero insostenibles del Gobierno; su vulnerabilidad a la confianza de los inversores y su exposición a riesgos políticos”.

“El análisis de la firma carece de todo fundamento objetivo y se basa en especulaciones”, dijo a Página/12 el vicepresidente del Banco Central, Miguel Pesce. El informe de Moody’s, que firma su vicepresidenta, María Andrea Manavella, sostiene que el principal inconveniente en materia crediticia para los bancos del país radica en “si podrán continuar financiando el boom de consumo al mismo tiempo que preservan sus actuales fundamentos financieros estables”. En particular, sostiene que el incremento del endeudamiento de consumo podría representar riesgos para la calidad de los activos de los bancos. Según explicó Pesce, el ratio de endeudamiento sobre el Producto Interno Bruto “es de los más bajos del mundo”. “Además, la expansión del crédito se está dando con una reducción en la irregularidad de las carteras. Lo único que hace esto es ratificar la teoría de que las calificadoras están siempre equivocadas”, criticó el directivo del Central.

Marcó del Pont aseguró que la revisión de Moody’s “está impregnada de un gran contenido ideológico”, tras lo cual reiteró que “todos los indicadores del sistema son sólidos” (ver aparte). “Ellos abren el paraguas y hablan de las supuestas intervenciones que va a implementar el gobierno argentino en los próximos 18 meses y realmente no sé de qué están hablando. Quizá lo que les preocupa es que siguen pensando en el mercado libre y desregulado, cuando la Argentina y los países de América latina han recuperado Estado”, argumentó. Por su parte, la Asociación de Bancos privados de capital argentino (Adeba) y de capital extranjero (ABA) emitieron sendos comunicados en los que informaron que la baja en las perspectivas de calificación “carece totalmente de fundamento y no guarda ninguna relación con la situación real del sistema financiero” (ver aparte).

Compartir: 

Twitter
 

La banca local exhibe niveles record de ganancias, solvencia y reducción en la mora crediticia.
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.