ECONOMíA › EL ORGANISMO REGULADOR ESPAÑOL NO INTERVENDRA

La pelea por Repsol

La Comisión Nacional de Energía de España (CNE) anunció ayer que no le corresponde opinar sobre el pacto entre la constructora Sacyr y la petrolera mexicana Pemex para votar juntas en Repsol y controlar la compañía que preside Antonio Brufau. Esa decisión beneficia al tándem Sacyr-Pemex, pero se produjo un día después de que el Consejo de la petrolera española instase por mayoría a los dos accionistas a dejar de lado su acuerdo. Además, aprobó un cambio en el reglamento para blindar la “transferencia de tecnología” de Repsol a Pemex y preparó el camino para expulsar del consejo de administración a los cuatro representantes de la mexicana y de Sacyr. Repsol es la accionista principal de la argentina YPF y el gobierno de Kirchner adelantó que podría hacer valer la acción de oro si la firma cambia de manos.

Los accionistas de Sacyr y Pemex firmaron a fines de agosto un acuerdo para votar de forma conjunta las decisiones relevantes que se tomen en la petrolera. La constructora Sacyr controla el 20 por ciento y la mexicana Pemex, el 9,8 por ciento. Entre las dos quedaron con chances de quitarle el poder a Brufau. En ese momento, el líder de la petrolera solicitó la intervención de la CNE para obstruir la movida en su contra. Repsol posee el 31,2 por ciento de Gas Natural Fenosa y por ese motivo la conducción de la compañía le pidió a la autoridad energética que analizara el pacto.

La CNE tiene capacidad para emitir dictámenes vinculantes sobre operaciones empresariales que afecten el transporte, la distribución de gas y la electricidad, actividades reguladas. Sin embargo, la CNE afirmó que, al contrario de lo que argumenta la conducción de Repsol, esta empresa no tiene influencia en las actividades reguladas que realiza la gasífera. El Consejo del organismo regulador considera que las actividades de Gas Natural no resultan “imputables como propias a Repsol”, ya que ambas empresas no forman parte “en sentido estricto” del mismo grupo.

La CNE añade que para aplicar esta normativa “no basta cualquier relación de dependencia” entre la sociedad en la que se adquieren participaciones (Repsol) y la sociedad que desarrolla las actividades mencionadas en la norma (Gas Natural).Pese a esa decisión, la conducción de Repsol parece tener controlada la situación con el respaldo de la Caixa y otros accionistas minoritarios.

Compartir: 

Twitter
 

YPF es controlada por la española Repsol, epicentro del conflicto.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.