ECONOMíA › INVERSION EXTRANJERA POR 5165 MILLONES DE DOLARES EN UN SEMESTRE

No todo lo ganado se queda

La inversión extranjera directa bajó un 32 por ciento respecto del año pasado por el giro de utilidades al exterior, que este año tuvieron un mayor margen de autorizaciones. Brasil, principal receptor de IED, también tuvo una baja.

El flujo de inversión extranjera directa (IED) a la Argentina fue en el primer semestre de 5165 millones de dólares, una baja anual del 32 por ciento, informó ayer la Cepal. Esa caída guarda relación con un incremento en el giro de utilidades aprobado por el Gobierno (que reduce la inversión porque la utilidad que no se gira se contabiliza como “reinvertida”), una menor cantidad de fusiones empresarias y la suba de la brecha cambiaria. El principal receptor de IED de la región fue Brasil, aunque el ingreso de fondos a ese país bajó un 10 por ciento. También en Chile bajó un 26 por ciento. La región recibió un 6 por ciento más de inversiones desde el exterior gracias a la mejora del 158 por ciento que registró México, por la compra de la cervecera Modelo por parte de la firma belga Anheuser-Busch InBev, una operación de 13.249 millones de dólares, junto a mejoras en Perú, Venezuela y Colombia.

El informe de la Cepal también analiza al detalle el recorrido de la IED en la región durante el año pasado. Destaca que en Argentina los ingresos por esa vía se incrementaron un 27 por ciento, hasta totalizar 12.551 millones de dólares. Sin embargo, la composición de esas inversiones fue distinta a la de años anteriores. Los aportes de nuevo capital disminuyeron un 9 por ciento, mientras que la reinversión de utilidades se duplicó, de modo que del total de la IED el 63 por ciento fueron utilidades no giradas al exterior.

El comportamiento dista del registrado en el promedio entre 2006 y 2011, cuando el 70 por ciento de las utilidades fueron repatriadas y el 30 por ciento, reinvertidas. Esa diferencia se explica por la negativa del BCRA a vender reservas a las multinacionales para que giren dinero al exterior. Esos fondos se contabilizan como reinversión, a pesar de que en muchos casos permanecen en forma líquida a la espera de que el grifo se abra nuevamente.

Entre los proyectos de inversión en 2012 que destaca Cepal para la Argentina está en primer lugar la adquisición por parte del Industrial & Commercial Bank of China (ICBC) del 80 por ciento de la filial local del Standard Bank, la compañía australiana QBE Insurance Group que compró la empresa de seguros del HSBC y el aumento de la participación de capitales brasileños en petroleras y firmas de alimentos. Las nuevas inversiones más importantes se orientaron al agro. El grupo chino Chongqin Grain Group adquirió tierras para la producción de soja, mientras que el fabricante de maquinaria agrícola John Deere y la semillera Monsanto también invirtieron, junto a las automotrices, Unilever y Barrick Gold (minería). En cambio, la minera brasileña Vale suspendió un proyecto en Malargüe por seis mil millones de dólares para extraer potasio.

El año pasado, la IED recibida por América latina y el Caribe creció 5,7 por ciento interanual, dinámica que contrasta con el desempeño global de la inversión en el mundo, que cayó un 13 por ciento. La diferencia tiene que ver con los elevados precios de las materias primas y el dinamismo de los mercados internos para atraer firmas que extraen recursos naturales y empresas que explotan la prestación de servicios, respectivamente.

La Cepal advierte que no conviene enceguecerse por ingresos de fondos del extranjero, puesto que a mediano plazo, cuando maduran las inversiones, también es fuerte el peso de las rentas que las firman giran al exterior. De hecho, los beneficios de las transnacionales en la región crecieron 5,5 veces en nueve años, lo que tiende a neutralizar el efecto final sobre la balanza de pagos. Por eso indica que es necesario evaluar el impacto sobre otras variables, como la creación de empleo. También aclara que la proporción de renta que se repatrió y la que se reinvirtió se mantuvo estable durante 2005 y 2011: la crisis internacional no motivó una escalada en el giro de ganancias.

Compartir: 

Twitter
 

El estudio de la Cepal indica que la minería sigue siendo uno de los mayores atractivos para la inversión.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.