ECONOMíA › NEGOCIACIONES EN EL CIADI

El otro acuerdo

 Por Javier Lewkowicz

La decisión de pagar en el Ciadi le permite al Gobierno bajar la persiana en dos juicios que perdió definitivamente y en otros tres en donde las empresas tienen todas las de ganar. Los dos laudos irrebatibles favorecen a Azurix, que manejaba el suministro de agua potable en la provincia de Buenos Aires, y Blue Ridge, una subsidiaria del Bank of America que se quedó con CMS, accionista de Transportadora de Gas del Norte (TGN). En ambos casos, no había más instancias para dar pelea, aunque hasta ahora se había optado por no pagar alegando que debían presentarse a cobrar en la Justicia local. Esas dos deudas son de 165 y 133,2 millones de dólares, respectivamente. Los tres casos restantes tienen laudos en contra, pero se pueden presentar recursos apelatorios: son Vivendi, National Grid y Continental Casuality.

En cuatro de los cinco juicios se trata de empresas estadounidenses, todas con peso en Washington. En el caso de Azurix y Blue Ridge, la relación con el establishment norteamericano quedó al desnudo después de que el presidente, Barack Obama, suspendiera a la Argentina de un sistema de beneficios arancelarios para forzarla a pagar. Azurix abandonó imprevistamente la concesión del servicio a su cargo en 2002, argumentando incumplimientos por parte de la provincia de Buenos Aires. Presentó una demanda por 556 millones de dólares y en julio de 2006 obtuvo el fallo a favor en el Ciadi. En tanto, Blue Ridge se hizo cargo de la demanda por 260 millones que presentó CMS por la pesificación de las tarifas de gas. Obtuvo un fallo favorable en 2005 por 133 millones de dólares.

El abogado e investigador de la UBA Javier Echaide detalló a Página/12 en qué consisten los tres juicios que se pagarán además de Azurix y Blue Ridge, de los cuales no se conocían detalles. Estimar el dinero involucrado en esos casos no es tarea sencilla, puesto que “el sistema de información del Ciadi no es transparente”, explica.

El juicio más oneroso de esos tres es el de Vivendi, que manejaba Aguas del Aconquija en Tucumán, por unos 100 millones de dólares. Vivendi era una firma francesa de entretenimientos y comunicaciones que fue adquirida en un 80 por ciento en 2004 por el gigante norteamericano General Electric, dueño de la cadena NBC. De la fusión surgió NBC Universal, que maneja la cadena de noticias, los estudios Universal y el canal E!

National Grid es la única de las cinco empresas que no es de EE.UU. Se trata de una firma inglesa que tenía participación en Transener, la transportadora de energía eléctrica, y que obtuvo un laudo a favor por 54 millones de dólares. El Estado también le pagará unos 2,8 millones de dólares a Continental Casuality Company (CCC), principal subsidiaria de CNA Financial Corporation, que en CNA Aseguradora de Riesgos del Trabajo poseía Letras del Tesoro convertibles al dólar. CNA es una aseguradora con sede en Chicago, propiedad en un 90 por ciento de Loews Corporation, un holding con fuertes inversiones en la exploración de petróleo y gas.

En total, los laudos citados suman unos 470 millones de dólares, aunque fuentes oficiales y del sector privado mencionaban ayer que se pagarían 500 millones de dólares incluyendo una quita. El desembolso se haría en títulos soberanos, el Bonar 2017 y el Boden 2015.

Según explica Echaide, 55 fueron los juicios que en algún momento la Argentina debió enfrentar en el Ciadi por haber firmado 55 TBI, una cantidad digna del libro Guinness. Seis juicios fueron recurridos con pedidos de nulidad, 19 se abandonaron o se cerraron con acuerdos de partes (el último caso es el de Camuzzi) y seis finalizaron en favor del Estado. A la vez, 16 se están tramitando y ocho juicios tuvieron laudos en contra del Estado. De esos ocho surgen los cinco que el Gobierno decide ahora pagar.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.