ECONOMíA › LA INDUSTRIA CAYO 6,4 POR CIENTO EN JUNIO

La luz al final del túnel no aparece

La actividad industrial cayó 6,4 por ciento en junio en la comparación interanual y cerró el semestre con una merma de 3,3 por ciento, informó ayer el Indec. Los sectores de peor desempeño fueron el automotor, siderurgia, metalmecánica, insumos de la construcción, edición e impresión y el químico. De cara al segundo semestre, que el Gobierno promocionó como de recuperación económica, las expectativas de los empresarios son negativas: la encuesta del Indec marca que son más los que esperan bajas de las ventas frente a los que anticipan subas, así como también los que vislumbran reducción de personal superan a los que prevén incrementos en sus plantillas.

Los números oficiales muestran que en junio se verificó la caída más pronunciada del año. Por detrás quedaron las bajas de 0,1; 3,8; 5,2 y 4,5 por ciento de febrero, marzo, abril y mayo, respectivamente. Sólo en enero se registró una suba promedio de 1,2 por ciento por la mayor liquidación de la cosecha de granos producto de la devaluación y de la quita de retenciones. Del mismo modo, el desempeño acumulado de la actividad manufacturera a lo largo del año no fue mejorando como postulaba el Gobierno sino todo lo contrario. En febrero el crecimiento acumulado era de 0,5; en marzo, de -1; en abril, de -2,1; en mayo, de -2,6 y en junio se completa el semestre con una baja del -3,3 por ciento.

A pesar de la analogía de la vicepresidenta, Gabriela Michetti, según la cual “el segundo semestre vendría a ser la luz al final del túnel”, los industriales ven un panorama negro para los meses que vienen. La encuesta del Indec muestra que el 53 por ciento de los empresarios esperan una demanda estable para el tercer trimestre en relación al mismo período de 2015, aunque el 27,7 espera una baja y sólo el 19 por ciento una suba. Con respecto a la cantidad de horas trabajadas, el 71,8 anticipa un ritmo estable, mientras que el 21 por ciento vislumbra una caída y apenas el 7,2 por ciento, un incremento. Además, el 87,7 por ciento no espera cambios en la plantilla de personal, aunque el 8 por ciento anticipa bajas y el 4 por ciento prevé subas.

El rubro de peor desempeño en el semestre fue el automotor, con una caída de 13,7 por ciento. En junio, la merma automotriz fue de 21,6 por ciento. El principal motivo que explica la situación es el derrumbe de las ventas a Brasil. El mes pasado los despachos al país vecino, que concentra cerca del 80 por ciento de las exportaciones, bajaron un 47,1 por ciento, que superó largamente el aumento de 9,2 por ciento de los envíos a los concesionarios locales. La metalmecánica bajó casi un 5 por ciento tanto en el semestre como en junio. Es un sector ligado a la fabricación de autos y también al mercado interno a través de la línea blanca, cuyas ventas bajaron fuertemente por el deterioro del salario.

La siderurgia redujo su actividad alrededor de 12 por ciento tanto en junio como en el semestre. Es un sector que también está afectado por la crisis en Brasil y por el mercado interno, ya que fabrica el principal insumo utilizado por el sector de línea blanca. En tanto, la producción de insumos para la construcción, como vidrio y cemento, cayó en junio 9,2 por ciento y acumula en el semestre una merma de 3,5 por ciento.

Entre otros sectores, las sustancias y productos químicos bajaron en junio 6,1 por ciento, mientras que edición e impresión se redujo un 10,9 por ciento. La industria del tabaco cayó 15,5 por ciento en el mes y el sector de la alimentación, un 6,4 por ciento. Quedaron más estables la industria textil (1,5 por ciento), refinación de petróleo (0,3) y productos de caucho y plástico (0,9 por ciento).

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.