ECONOMIA › EL EURO LLEGO A SU VALOR MAXIMO EN UN AÑO

El que apuesta al dólar, pierde

 Por Claudio Zlotnik

Después de un año de pausa, el euro retomó la tendencia alcista frente al dólar. Ayer, la moneda europea cotizó a 1,29 dólar, su valor más alto del último año. Esta minicorrida en contra del billete verde se enmarca en la ola especulativa en torno de los metales preciosos y en una fuerte volatilidad del mercado bursátil, tanto en Estados Unidos como en Europa. La Argentina puede sacar provecho de la revalorización del euro, ya que el Banco Central lleva comprados 417 millones de esa moneda en lo que va del año. También, por las crecientes exportaciones a Europa. En las casas de cambio ayer el dólar se consiguió a 3,06 pesos y el euro, a 3,92.

Entre 2002 y 2004, el euro tuvo una escalada importante: llegó a 1,37 dólar a fines de aquel año. Luego se marchitó, a pesar de los augurios de algunos grandes bancos de inversión que lo daban superando la barrera de 1,50 dólar. Ahora, el ciclo parece reabrirse.

La razón de fondo es el fuerte déficit gemelo de los Estados Unidos. Si bien este escenario no es nuevo, la situación cambió porque ahora los financistas creen que la Reserva Federal (banca central estadounidense) hará una pausa en la suba de la tasa de interés, mientras que Europa se encamina a aumentarla. Lo mismo que el Banco Central de Japón. Este escenario hizo que grandes fondos de inversión se empezaran a deshacer de sus dólares para pasarse al euro y al yen.

En las últimas 48 horas hubo dos datos poderosos de que la desconfianza de los inversores en el dólar es grande y que su debilidad podría profundizarse: uno, que al Tesoro estadounidense le costó colocar deuda de largo plazo en la última licitación. Dos, que ayer el dólar cayó a pesar de que el déficit comercial estadounidense resultó sensiblemente menor al esperado por los analistas de Wall Street.

A la Argentina, la fortaleza del euro ya le retribuyó ganancias. Desde enero, el Central decidió diversificar sus reservas y empezó a comprar euros. Ya adquirió 417 millones, a un precio promedio de 3,7047 pesos. Como el último cierre fue a 3,92, la ganancia sumó 89,8 millones de pesos.

El otro punto favorable para la Argentina viene por el lado de la competitividad. En el primer trimestre, las ventas a la UE crecieron 17 por ciento y el saldo comercial fue positivo en 526 millones de dólares, gracias a las mayores ventas de productos agropecuarios y carnes (ahora suspendidas). Hacia Europa se dirige el 17 por ciento de las ventas argentinas.

El costado negativo radica en que buena parte de las maquinarias importadas llegan desde una Europa ahora más cara. La situación también impone un desafío para el Banco Central, ya que la defensa de un tipo de cambio competitivo se hará en referencia a una moneda –el dólar– que de por sí ya está debilitada. El riesgo que advierten algunos analistas es que, en el actual contexto, la Argentina termine “importando” inflación.

No es la primera vez que el escenario internacional amaga con complicarse. A diferencia de otras oportunidades, ahora se acumulan variables de distinto tipo que tornan el panorama más amenazante. La imparable suba del oro (ayer cerró en 720 dólares la onza) es una demostración de ello.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.