ECONOMIA › BOLIVIA Y BRASIL AMPLIARON SUS MOTIVOS DE PELEA

Bombazos contra el gasoducto

Bolivia y Brasil llevaron su pelea a un nuevo terreno: la construcción del Gasoducto del Sur. El ministro de Hidrocarburos del primero de esos países, Andrés Soliz Rada, advirtió ayer que mientras Petrobras siga con socios mayoritarios del sector privado, su gobierno no participará de ese emprendimiento. El canciller brasileño, Celso Amorim, no demoró en responderle y fue igual de categórico. “Si Petrobras no participa del Gasoducto del Sur, no habrá Gasoducto del Sur”, dijo desde Viena. “O entonces (el gasoducto) tendrá que dar una vuelta tan grande que se convertirá en el Gasoducto del Oeste”, ironizó.

Hace nueve días, Néstor Kirchner, Hugo Chávez y Lula da Silva invitaron a Evo Morales a que Bolivia se sume al proyecto de unión energética. Fue un gesto conciliador en medio de las tensiones por la nacionalización de hidrocarburos que había anunciado días antes el mandatario. En aquella oportunidad, el tema sirvió para que en la foto final los cuatro presidentes pudieran mostrar alguna sonrisa. Sin embargo, rápidamente lo que volvió a dominar la escena es la disputa por el nuevo contrato que pretende firmar Bolivia con las petroleras, incluida Petrobras.

“Petrobras tendrá que tomar una decisión, pero puedo asegurar que mientras la empresa tenga como socios mayoritarios a estas grandes transnacionales, el gobierno del presidente Evo Morales no dará su autorización para que participemos en ese megaducto”, recalcó Soliz. El ministro sostuvo que el 60 por ciento del paquete accionario de la compañía está en manos de consorcios extranjeros.

Según datos de Petrobras, el Estado brasileño tiene 32,7 por ciento del capital social y 55,7 de las acciones con derecho a voto. El resto del capital social está distribuido entre una subsidiaria del estatal Banco de Fomento (7,6 por ciento), un fondo de los trabajadores (2,6) y un margen de 57,1 de acciones negociadas en bolsa dentro y fuera del país.

En el plano interno, la oposición de derecha boliviana exigió a Morales reorientar su política petrolera y mantener “buenas relaciones” con las petroleras. El presidente de ese país, en tanto, dijo ayer que aspira a que Bolivia se sume a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.