EL MUNDO › LA FAMILIA DE LA REHEN DE LAS FARC RESPONSABILIZO A LA GUERRILLA Y CRITICO AL GOBIERNO DE URIBE

Temor por la vida de Ingrid Betancourt

El padre de los hijos de la ex candidata presidencial dijo que las últimas acciones y declaraciones provenientes del gobierno colombiano le hacen temer que Ingrid Betancourt habría fallecido. Uribe viaja al sur del país y ofrece recompensas.

El ex marido de Ingrid Betancourt Fabrice Delloye manifestó ayer su inquietud de que el cambio de actitud del gobierno colombiano sobre un eventual intercambio humanitario con las FARC responda a la posibilidad de que la ex candidata presidencial ya esté muerta.

“Eso forma parte de las posibilidades”, porque “de golpe, ahora el gobierno colombiano dice que estaría a favor de un acuerdo humanitario”, dijo Delloye, al expresar a la emisora colombiana RCN Radio su temor ante la hipótesis de que Betancourt haya muerto.

El ex marido de la rehén más famosa de las FARC, retenida desde hace más de seis años, destacó que su temor se basa en que no tiene “elementos precisos para saber si está viva o muerta”, y que las únicas noticias dan cuenta de “la fragilidad de su estado de salud”.

En este sentido, Delloye se preguntó cuáles son las razones por el cambio de actitud del gobierno de Colombia, que el jueves por la noche autorizó por decretos una negociación de paz que permitiría la liberación de guerrilleros presos, a elección de las FARC, previa liberación de los rehenes “canjeables”.

“Me pregunto qué informaciones tienen para hacer esto”, sobre todo porque “hace meses que reclamamos este acuerdo humanitario” y durante ese tiempo el presidente colombiano Alvaro Uribe “nos ha llevado a callejones sin salida” y “ha impedido tanto que pueda hacerse”, argumentó el padre de los dos hijos de Betancourt. En este sentido, destacó las declaraciones del vicepresidente colombiano, Francisco Santos, quien dijo que si muriera la ex candidata presidencial, que tiene nacionalidad francesa además de colombiana, las FARC serían las culpables. “Estoy horriblemente inquieto” por esas palabras, dijo Delloye, y añadió que no quiere que el gobierno colombiano eluda sus responsabilidades para evitar un desenlace fatal.

Por su parte, el hijo de este diplomático francés y de Betancourt, Lorenzo, insistió el viernes en que la nueva posición de Uribe sobre un acuerdo humanitario es “la oportunidad que estamos esperando desde hace tiempo”, aunque matizó que el mandatario los ha acostumbrado a tener “un doble juego”. Además, dirigiéndose a las FARC, Lorenzo Delloye señaló que “deben aprovechar esta ocasión porque la situación física de los rehenes es muy grave y porque es su última oportunidad de ser considerada algo más que una organización terrorista”.

En tanto, la hija, Melanie Delloye, dijo ayer que su familia se encuentra muy preocupada por el estado de salud de su madre, al tiempo que expresó que los mayores responsables por lo que le pase a ella son las FARC. “Que sean las FARC las primeras responsables obviamente por lo que le suceda a mi mamá, tienen que ser conscientes de eso, pero el gobierno colombiano tiene que entender que de ninguna manera puede lavarse las manos de lo que ocurrió”, dijo Delloye desde Wa-shington a Radio Caracol.

Betancourt, quien el 23 de febrero cumplió seis años como cautiva de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fue llevada a un centro de salud de las afueras de la localidad de San José del Guaviare, capital del departamento de Guaviare, entre el 20 y el 25 de febrero.

Un sacerdote que trabaja en una zona selvática del sur de Colombia reveló ayer que unos 300 guerrilleros fueron los encargados de llevar al médico a la ex candidata presidencial, quien padece de leishmaniasis y hepatitis B. Por su lado, el presidente colombiano inició este sábado su adicional consejo comunal de gobierno en la región del Guaviare, donde estaría secuestrada la líder política en poder de las FARC. El grupo guerrillero dijo en el pasado estar dispuesto a canjear a unos 40 rehenes –entre ellos Betancourt, tres políticos más, tres estadounidenses y varios militares y policías– por al menos 500 miembros de su organización presos, incluidos dos que fueron extraditados a Estados Unidos.

Uribe reveló ayer que Francia acogerá a los guerrilleros de las FARC que entreguen a las personas secuestradas por los rebeldes, al tiempo que pidió a la ciudadanía de un sector selvático del sur informar sobre el paradero de Ingrid Betancourt. “Además, pagamos recompensas a la comunidad que con su información nos permita avanzar hacia la liberación de los secuestrados, pero también quiero exhortar a la fuerza pública a que continúe el valeroso trabajo de derrotar el terrorismo y de localizar a los secuestrados”, dijo Uribe.

Compartir: 

Twitter
 

Un niño en Medellín, departamento de Antioquia, observa un poster de Ingrid Betancourt, secuestrada hace seis años.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.