EL PAíS › DETUVIERON A UN EX VOCAL DE CAMIONEROS POR EL CRIMEN DE BEROIZ

“Ya está el primer eslabón”

La Justicia detuvo ayer a Juan Carlos Dell’Arciprete, ex vocal del Sindicato de Camioneros en Santa Fe, acusado de ser uno de los instigadores del crimen de Beroiz. Para el abogado de la familia, ahora el juez debe seguir “hacia arriba”.

 Por José Maggi

Desde Rosario

Juan Carlos Dell’Arciprete –ex primer vocal del Sindicato de Camioneros de la provincia de Santa Fe– fue detenido hoy en Rosario, acusado de ser el instigador del asesinato del tesorero de la Federación Nacional del sector, Abel Beroiz. El hombre, de 53 años –que se convirtió en el quinto detenido en la causa–, fue arrestado por la Brigada de Homicidios, por disposición del juez de Instrucción penal Osvaldo Barbero, durante un procedimiento realizado a las 11 en la sede del Expreso Impala donde trabaja. El abogado de la familia Beroiz, Néstor Pujato, definió al detenido como “el primer eslabón de la cadena de los autores intelectuales, ahora sin dudas habrá que seguir analizando hacia arriba”.

Néstor Pujato aseguró a este diario que “Dell’Arciprete tenía pedido de captura desde el último miércoles”, aunque estaba desaparecido desde hacia varias semanas de los lugares que frecuentaba. “Apareció en el trabajo y lo detuvimos”, explicó el subcomisario Javier Leiva, jefe de Homicidios, quien reconoció que la orden de detención tenía “varios días”. Aseguraban que estaba organizando un viaje a Chile.

Sin embargo, su abogado Daniel Terani lo negó. “Si hubiese querido fugarse tuvo tiempo de sobra.” Y refutó la teoría de una conspiración contra Beroiz: “Dell’Arciprete es el cuatro de copas, es un simple camionero”.

Dell’Arciprete había mantenido varias comunicaciones telefónicas con el primo de la mujer del confeso homicida, Raúl Flores, el día después del ataque a Beroiz, y estuvo al frente del sindicato en la ciudad de Casilda, donde fue separado del cargo debido a irregularidades cometidas con los viáticos. “Las pruebas en su contra son las declaraciones de Flores y de Juancito –el menor detenido sospechado de haber apuñalado al sindicalista–, y el entrecruzamiento de llamadas.” Sobre este punto trascendió que hay llamadas telefónicas antes y después del crimen entre el celular de Dell’Arciprete y un celular del entorno de Flores.

El abogado buscó graficar la función que cumplía el nuevo detenido dentro del gremio. “Si esto fuera la AFA Beroiz sería Grondona y Dell’Arciprete el presidente de un club chico como Banfield. O sea, tampoco se puede decir que no era nadie”, apuntó el abogado. “Es un tipo que estaba dentro de la comisión directiva como vocal y que a la muerte de Beroiz, ascendió. Y es verdad que uno no puede pensar en él como el único autor intelectual: en todo caso podría decirse que pudo actuar por una especie de venganza por la sanción que le impuso Beroiz y con promesas de beneficios futuros”, especuló.

Finalmente, Pujato aventuró que ahora el juez Barbero actuará “con los autores intelectuales del mismo modo que con los autores materiales: va a ir tirando del hilo de la responsabilidad tratando de desenmascararlos, e irán cayendo de a uno. Eso esperamos”.

Por otra parte no se descarta que en las próximas horas se produzcan nuevas detenciones que habrían sido dispuestas por el juez Barbero, luego del informe recibido esta semana del entrecruzamiento de llamadas telefónicas por parte de los técnicos de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE).

En tanto Raúl Flores, detenido en la cárcel de Piñero, se autolesionó y debió ser trasladado para su atención: esta vez se introdujo un alicate en el ano. Para los investigadores está tratando de repetir lo que hizo en septiembre de 2007, cuando estaba detenido en la seccional 16ª de Rosario por robo: se hirió y cuando lo llevaron al hospital se fugó.

Compartir: 

Twitter
 

La Justicia busca a los instigadores del crimen de Beroiz.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.