EL MUNDO › ZAPATERO NOMBRO SU GABINETE Y CREO EL MINISTERIO DE LA IGUALDAD

Muchas mujeres ministras españolas

Entre las nueve mujeres que Zapatero nombró en su Gabinete está la primera ministra de Defensa de la historia española, Carmen Chacón. Solbes fue reconfirmado en Economía, Pérez Rubalcaba en Interior y Moratinos en Cancillería.

 Por Oscar Guisoni

Desde Madrid

Hechos, no sólo palabras. José Luis Rodríguez Zapatero demostró ayer hasta qué punto está dispuesto a llevar adelante su política de igualdad de género al nombrar por primera vez en la historia un gabinete ministerial en el que las mujeres son mayoría. Nueve ministras, ocho ministros. Además, el premier español recientemente reelegido ha creado el Ministerio de Igualdad, que dirigirá la jovencísima Bibiana Aído, de 31 años, y ha nombrado a la dirigente socialista catalana Carmen Chachón al frente del estratégico Ministerio de Defensa, un cargo que hasta la fecha nunca había sido ocupado por una mujer. Pedro Solbes ha sido reconfirmado al frente del Ministerio de Economía, al igual que María Teresa Fernández de la Vega, que seguirá siendo vicepresidenta del gobierno. El veterano Alfredo Pérez Rubalcaba seguirá al frente del Ministerio del Interior, una cartera delicada por la que pasa la lucha antiterrorista contra ETA. Rodríguez Zapatero presentó a sus nuevos ministros después de jurar su cargo frente al rey Juan Carlos I.

Con la designación del nuevo gabinete Zapatero no se privó hacer de hacer gestos a diversos sectores de la sociedad que esperan con ansias sus primeras medidas de gobierno, en un momento en el que el país se haya sumergido en una incipiente crisis económica sin precedentes en una década. La anunciada continuidad de Pedro Solbes al frente del Ministerio de Economía es un gesto clave para los empresarios que valoran su solvencia desde los tiempos en los que era ministro de Felipe González. Mientras que la confirmación de Fernández de la Vega, la política mejor valorada del país según las encuestas, es un signo claro de que los socialistas se disponen a continuar en su política de defensa de la igualdad de las mujeres y de ampliación del estado de bienestar.

El nuevo gabinete de Zapatero refleja un delicado equilibrio entre su deseo de darle continuidad a su primer gobierno y su clara voluntad de marcar un punto de inflexión para profundizar su política reformista. Una prueba de ello es la confirmación del científico Bernat Soria, un decidido partidario de la investigación con células madres que tanto detesta la Iglesia Católica, al frente del Ministerio de Sanidad, o del duro Mariano González Bermejo, quien llegó a ser uno de los fiscales más odiados por el Partido Popular, que seguirá en el Ministerio de Justicia en un momento clave para el sector, ya que el Parlamento deberá discutir en los próximos meses la renovación de los órganos de control del Poder Judicial que permanece estancada desde hace un año y medio por la política obstruccionista de la derecha.

Continuará también en el gobierno el canciller Miguel Angel Moratinos, al que el PP reprocha su política tolerante con los gobiernos del venezolano Hugo Chávez y el boliviano Evo Morales, auténticas bestias negras del empresariado español más conservador. Y seguirá también en su puesto, a pesar de los rumores que hablaban de su cansancio personal, el veterano Alfredo Pérez Rubalcaba, al frente del estratégico Ministerio del Interior. Este sólido dirigente socialista es el único sobreviviente junto a Solbes del entorno de Felipe González y está considerado como uno de los pilares de la administración Zapatero.

El primer ministro español defendió ayer su nuevo equipo de gobierno afirmando que responde a “un plan, a un proyecto: crecer económicamente con la innovación tecnológica; afrontar los retos del cambio climático y una apuesta con todos los medios en favor de la igualdad entre hombres y mujeres”. Toda una declaración de principios capaz de ubicar una vez más a Rodríguez Zapatero como referente ineludible a nivel europeo donde escasean, aún dentro de las distintas expresiones de la izquierda como lo está demostrando la actual campaña electoral italiana, gestos claros de renovación generacional e igualdad de género.

Para el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, el nuevo gabinete es “continuista tanto en hombres como en olíticas”,mientras que para el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, refleja “la pérdida de fuerza de las políticas sociales y medioambientales”. Los sindicatos mayoritarios, por su parte, hicieron una valoración positiva del nuevo gobierno. Comisiones Obreras resaltó la apuesta por la innovación como un modo de “abandonar el patrón económico de crecimiento basado en la industria de la construcción”, mientras que para UGT, se trata de una apuesta clara “por la política industrial” al tiempo que destacan que la política de igualdad, familia y protección social se transforme en el “eje central” de la nueva administración.

Compartir: 

Twitter
 

El primer ministro español Rodríguez Zapatero jura delante de los reyes Sofía y Juan Carlos.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.