SOCIEDAD › LA QUERELLA APELA EL DESDOBLAMIENTO DE LAS CAUSAS EN SU CONTRA

Para que no zafe Grassi

La fiscal y el abogado querellante en los tres casos por abuso sexual contra el cura mediático se oponen a que se hagan dos juicios por separado. Dicen que es una manera directa de favorecer al acosador.

 Por Carlos Rodríguez

La causa judicial contra el cura Julio César Grassi, acusado por varios casos de abuso sexual agravado y corrupción de menores, sigue dando que hablar. El abogado querellante Juan Pablo Gallego y la fiscal Sandra Míngolo apelaron la decisión del Tribunal Oral N° 1 de Morón de desdoblar en dos el juicio. Esto significa juzgar por un lado los casos denunciados por los menores “Gabriel” y “Ezequiel”, dejando para un segundo juicio oral el tratamiento de un tercer hecho similar por el que está imputado Grassi: el que tiene como víctima a Luis Gutiérrez. “Nosotros venimos sosteniendo la necesidad de unificar las dos causas, pero el tribunal piensa elevar a juicio sólo una de ellas, motivo por el cual hemos apelado la decisión ante la Cámara de Garantías”, explicó Gallego a Página/12. Grassi, quien con distintos argumentos ha venido postergando su declaración indagatoria en el caso Gutiérrez, tiene que hacerlo el 15 de mayo. En esa causa, una pericia considerada de suma importancia por la parte acusadora afirma que Grassi tiene parámetros de conducta propios de un “delincuente sexual”.

La causa Gutiérrez fue llevada, en la etapa de instrucción, por la Justicia de Santa Cruz, dado que el abuso sexual denunciado ocurrió durante un viaje a El Calafate, realizado por Grassi con chicos que estaban bajo su tutela en la Fundación Felices los Niños, con instalaciones en la provincia de Buenos Aires. De todos modos, por la conexión entre los tres casos, el juicio oral por Gutiérrez también estará a cargo del Tribunal Oral N° 1 de Morón, integrado por los jueces Luis Andueza, Mario Gómez y Jorge Carrera.

Por esas razones, Gallego –querellante contra Grassi en representación del Comité en Defensa de los Derechos del Niño– aseguró ante los jueces de Morón que no hay motivo alguno que impida que los tres casos se juzguen en forma simultánea, en un solo juicio oral. De ese modo se respetarían las “insoslayables obligaciones internacionales del Estado” argentino que defiende el Comité. Esa unificación tampoco significaría una oposición a los intereses de “las sufrientes víctimas de estos dos legajos remitidos a juicio y a examen” del Tribunal Oral N° 1 de Morón. Según Gallego, el tribunal pretende “mantener artificialmente desmembrados para su enjuiciamiento parcelado” hechos que involucran al mismo imputado.

Esto “impedirá, entre otras cosas, evaluar en forma completa la estructura psíquica y el modus operandi para delinquir del imputado, teniendo además a la vista que el mismo se ha negado sistemáticamente a ser periciado” en la causa por el abuso sexual contra los chicos conocidos como “Gabriel” y “Ezequiel”, cuya denuncia data del mes de octubre de 2002 y que tomó conocimiento público a partir de un trabajo periodístico realizado por el programa Telenoche Investiga, del Canal 13.

Gallego les recordó a los jueces que en la causa por los sucesos en El Calafate hay una pericia incorporada al expediente en la cual “su característica de personalidad (se refiere a Grassi) ha sido definida (...) como con parámetros propios de un ‘delincuente sexual’”. El abogado del Comité que preside Estela Carlotto recalcó que “no se trata aquí (alude al largo trámite judicial) de exteriorizar ingenio para avanzar a ciegas en un proceso atomizado y viciado, procurando la indefensión de las víctimas ante hechos consumados”.

Gallego subrayó, en su escrito ante los jueces, que, por el contrario, “se está ante la alta responsabilidad y obligación de juzgar de manera seria, imparcial, efectiva y con la debida diligencia, diecisiete (17) hechos gravísimos en perjuicio de tres jóvenes víctimas que se hallaban alojados bajo la guarda del imputado en su fundación”. El abogado recalcó que a lo largo de casi seis años de proceso judicial al imputado se “le ha facilitado la sustracción a toda norma y (...) se ha tolerado el amedrentamiento de las víctimas y testigos hasta parámetros insostenibles para el sistema interamericano de Derechos Humanos”.

El querellante refutó lo dicho por el Tribunal, al justificar el desdoblamiento, en el sentido de que la unificación provocaría “un grave retardo” para alguna de ellas, en referencia a la que investiga la causa por “Gabriel” y “Ezequiel”, que comenzó mucho antes que la referente a lo denunciado por el chico Gutiérrez. También se dejó entrever que, por un problema de “agenda”, la causa de Gutiérrez podría pasar a otro tribunal. Gallego sostuvo que las causas invocadas por los jueces “no justifican el procedimiento gravemente irregular de (...) parcelar el juzgamiento de diecisiete hechos cuya conexidad de orden teleológico, temporal y espacial imponen inteligirlos y juzgarlos conjuntamente”. Advirtió que, de producirse el desdoblamiento, “esta senda errada conducirá a la inexorable nulidad del debate y a la responsabilidad internacional del Estado”. Señaló, además, que el tribunal “procura conducir a la atomización de los hechos a ser juzgados y al análisis de una realidad fragmentada de los casos” que involucran a Grassi. El querellante consideró que esto constituye una “gravísima violación a las garantías de las víctimas”.

Compartir: 

Twitter
 

Grassi tiene tres casos en contra, y el tribunal quiere juzgar dos primero y el tercero más tarde.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.