EL MUNDO › LA CRISIS POR PRECIOS DE LOS ALIMENTOS CAUSO LAS PROTESTAS QUE VOLTEARON AL GOBIERNO

Cayó el primer ministro de Haití

El presidente Préval deberá negociar con la oposición encabezada por el exiliado ex presidente Jean-Bertrand Aristide la formación de un nuevo gobierno. La reducción del precio del arroz llegó demasiado tarde para salvar a Alexis.

Cinco muertos, 200 heridos y casi dos semanas de manifestaciones y enfrentamientos violentos. Con esos números presentes y con la capital y el sur de Haití prácticamente paralizados, 16 senadores opositores destituyeron ayer al primer ministro Jacques Edouard Alexis y a todo su gobierno. De poco sirvió que el presidente Réne Préval hubiera anunciado minutos antes una reducción del precio del arroz importado, cuyas bolsas de 50 kilos habían aumentado en las últimas semanas de 35 a 70 dólares. Según reconocieron los propios senadores del oficialismo, que prefirieron no participar de la votación, fue demasiado poco, demasiado tarde.

Las protestas comenzaron hace diez días en el sur del país. El aumento fugaz de los alimentos básicos que se viene sintiendo en todo el mundo tuvo un efecto especialmente fuerte en Haití, en donde el 80 por ciento de sus ocho millones y medio de habitantes vive en la pobreza. Después de 20 años de crisis económicas y políticas, golpes de Estado y políticas de tierra arrasada, la pequeña nación caribeña importa casi todo lo que consume –alimentos, combustible y energía–. En el último mes, la nafta aumentó tres veces y las colas para conseguir gas cada vez son más largas en el interior.

Para enfrentar la crisis alimentaria mundial, las Naciones Unidas pidieron a las potencias ayudar al país de inmigrantes africanos. Según anunció Préval ayer, el fondo de ayuda internacional es de sólo tres millones de dólares y será utilizado íntegramente para subsidiar el precio del arroz. El miércoles pasado el mandatario haitiano había anunciado una serie de medidas para bajar el precio de los otros alimentos básicos, como la leche y los huevos –no explicó cómo lo hará–, y prometió bajar los impuestos a los fertilizantes para incentivar la débil producción nacional.

Ese anuncio no consiguió apaciguar la situación y los enfrentamientos entre manifestantes y la policía continuaron. Para finales de esta semana, las fuerzas de la Misión de Paz de la ONU se habían sumado a los esfuerzos de la policía haitiana de recuperar las calles. Varios autos de la Minustah e incluso una de sus bases en el interior del país fueron quemadas y saqueadas por grupos de desconocidos. Anoche, el comando central de la misión informó que uno de sus cascos azules –en total son más de siete mil militares y más de dos mil policías– había sido asesinado en Puerto Príncipe. Se trata de un policía antimotines de Nigeria que caminaba por la capital durante su franco, vestido como civil. Pero a pesar del asesinato, anoche fuentes gubernamentales se animaban a pronosticar que la situación se calmaría un poco con la salida del primer ministro, al menos por unas semanas. Lo suficiente, esperaban, para que el presidente Préval pudiera negociar con la oposición el nombre del próximo premier. El hombre elegido deberá conseguir el voto de confianza tanto de la Cámara de Diputados como de Senadores, en donde los simpatizantes del ex presidente Jean-Bertrand Aristide ya han mostrado su fuerza.

En las manifestaciones de los últimos días volvieron a hacerse presentes los carteles con la cara del ex mandatario, expulsado por las fuerzas estadounidenses en 2004 y que aún hoy sigue presionando a su ex premier, Préval, para retornar al país de su exilio en Sudáfrica. A pesar que el principal reclamo fue la escalada de precios, el fantasma de Aristide sobrevoló todo el conflicto y posiblemente sea parte de la negociación para construir el próximo gobierno.

Anoche los habitantes de Puerto Príncipe denunciaron que grupos de desconocidos incendiaron varios puestos comerciales ambulantes. Más allá de esos incidentes, las calles, finalmente, estaban vacías.

Compartir: 

Twitter
 

Simpatizantes del partido Lavals festejan la caída del gobierno de Alexis con carteles de Aristide.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.