EL MUNDO › LA POLICIA DECOMISO DOS TONELADAS DE COCAINA DEL CHAPO GUZMAN

Guerra contra el cartel de Sinaloa en Perú

Los ajustes de cuentas y las toneladas de cocaína del cartel de Sinaloa, una de las organizaciones narcos más poderosas de México, también llegaron a Perú. Esta semana la policía peruana decomisó más de dos toneladas del polvo mágico en un almacén en Lima. Según la Dirección Nacional Antidrogas, la droga pertenecía al cartel de Sinaloa, controlado por Joaquín “Chapo” Guzmán, e iba a ser transportada dentro de 200 cilindros metálicos a Holanda. Dos semanas antes, las fuerzas peruanas detuvieron un embarque de 700 kilos de cocaína, disfrazado con ocho toneladas de páprika deshidratada en polvo, una especia de olor fuerte que normalmente se utiliza para preparar hamburguesas y condimentos. La droga tenía como destino el puerto mexicano de Manzanillo.

En los últimos 16 meses, la policía peruana decomisó más de 40 toneladas de cocaína. Según estimó un funcionario de la Dirección Nacional Antidrogas al diario limeño La República, el gobierno peruano estima que el 32 por ciento de la cocaína que entra a México llega de la nación andina. En otras palabras, Perú exporta al vecino del norte al menos 80 toneladas por año. Después de los últimos allanamientos, Lima anunció que el cartel de Sinaloa se lleva la mayor tajada de ese negocio multimillonario.

“Se ha desbaratado una banda internacional, ha sido un duro golpe al narcotráfico, la lucha contra este flagelo es implacable”, se congratuló el ministro del Interior de Alan García, Luis Alva Castro, el viernes tras el operativo. Además de las dos toneladas de cocaína confiscadas, la policía detuvo a 30 personas, entre ellas dos colombianos y un mexicano. Según las autoridades limeñas, ellos tres serían los financistas de la filial peruana del cartel mexicano.

Según la Dirección Nacional Antidrogas, 66 miembros de carteles mexicanos están detenidos actualmente en cárceles peruanas. “Los carteles mexicanos han extendido sus redes en nuestro país, instalando bases de operación y conformando alianzas con los capos locales, para controlar, desde las cárceles, las zonas de producción de droga hasta las rutas para el trasiego de cargamentos y los asesinatos por encargo”, explicó el funcionario de la dirección. Además de seguir el rastro de la droga, el gobierno peruano anunció que está investigando si el Chapo Guzmán, líder del cartel de Sinaloa, está lavando dinero en el país.

Como sucedió en la Argentina con las ejecuciones en el estacionamiento del shopping Unicenter o el triple asesinato de General Rodríguez, con la llegada de los carteles aparecen los asesinatos con mensajes mafiosos. A principio de agosto, en El Callao, una ciudad cercana a Lima, un mexicano oriundo de Sinaloa fue ejecutado con un tiro en la cabeza, cuando caminaba por la calle. Oscar Leal Aguilar tenía 32 años y, según las investigaciones, ningún conocido o familiar en Perú.

Compartir: 

Twitter
 

El Chapo Guzmán controla gran parte del negocio en Perú.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.