EL MUNDO › GRANMA AFIRMA QUE ES “UN REVéS PARA LA MAFIA ANTICASTRISTA”

Cuba valora la flexibilización del embargo

 Por Gerardo Arreola *

Desde La Habana

El paquete legislativo aprobado este mes por el Congreso de Estados Unidos, que incluye un alivio a las restricciones de los viajes a Cuba, fue valorado por el diario oficial Granma como un primer revés para la mafia anticubana y sus representantes en el Capitolio.

El matutino publicó el lunes un extenso comentario que en su mayor parte se limitó a describir las decisiones legislativas. En forma mesurada, y sin los habituales calificativos contra el gobierno de Washington, el artículo apuntó que en la práctica el conjunto de medidas no modifica el cerco económico contra la isla.

En una posición similar, el viceministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Ricardo Guerrero, dijo el fin de semana, respondiendo preguntas de la prensa, que se trataba de un minúsculo gesto y que el gobierno de La Habana esperaba nuevas medidas y un gesto superior. El aflojamiento de las restricciones a los viajes era absolutamente indispensable, pues se trataba de disposiciones discriminatorias e injustas, añadió Guerrero.

Las reacciones cubanas se mantienen en un bajo perfil, en consonancia con los limitados movimientos estadounidenses. Pero en la práctica representan un acuse de recibo de que algunas acciones se están realizando lentamente en Estados Unidos, en primer lugar echando abajo el nudo superlativo de hostilidades que amarró el anterior presidente, George W. Bush, a partir de 2004. Aún es muy temprano para ver el horizonte de una verdadera distensión entre los dos gobiernos, aunque el comentario de Granma indicó que La Habana está observando fijamente cualquier mínimo movimiento en Washington.

Estas medidas no restituyen el derecho de los cubanos residentes en Estados Unidos a viajar libremente a Cuba, como tampoco contemplan el derecho de los ciudadanos de aquel país a visitar la vecina isla, añadió el artículo. El diario no lo señaló, pero las decisiones del Congreso están todavía por debajo de la promesa electoral de Barack Obama, de liberar totalmente los viajes a la isla de los cubanos residentes en Estados Unidos y las remesas que ese conglomerado envía a sus familiares.

Granma puso énfasis en el impacto en el movimiento anticastrista. Las enmiendas habían sido presentadas sin éxito en sesiones anteriores del Congreso, donde legisladores anticubanos, vinculados con la mafia miamense, y en contubernio con la administración de George W. Bush consiguieron bloquearlas, escribió el matutino.

En esencia, la ley presupuestal firmada por Obama el pasado 11 de marzo elimina fondos destinados a verificar que se cumplan las restricciones a los viajes a la isla de los cubanos residentes en Estados Unidos, que desde junio de 2004 quedaron limitados a uno cada tres años, sólo para la familia directa y con un gasto de 50 dólares diarios.

Como consecuencia, el Departamento del Tesoro emitió una nueva regulación para esos viajes, ampliando las visitas a una por año, con un arco familiar más amplio y regresando al anterior nivel autorizado de gasto de 179 dólares diarios.

En contra de la disposición anterior que impedía viajes extraordinarios dentro del lapso de tres años, la nueva medida permite esas visitas con un análisis caso por caso. La ley presupuestal también autorizó una licencia general para que empresarios estadounidenses puedan viajar a Cuba en la gestión de ventas de alimentos y medicinas, una operación que desde 2000 es una excepción legal a las reglas del bloqueo.

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, precisó que esa licencia obligará a los empresarios a notificar previamente su viaje y sus objetivos y luego explicar sus resultados.

Una tercera disposición de la ley eliminó los fondos para verificar que las ventas agrícolas a Cuba reciban el pago por adelantado (que el Tesoro estadounidense interpreta como la liquidación del total antes de que el barco salga de puerto). Este último caso es el más contradictorio del paquete, pues sigue vigente la disposición de Bush del pago por adelantado, y así lo sostiene el Tesoro bajo la actual administración, pero el Congreso ha eliminado los fondos para que se aplique esa medida.

* De La Jornada de México. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

La Habana espera nuevas medidas de Washington.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.