EL MUNDO › EL MENOR DE LOS CASTRO CONTINúA LA REESTRUCTURACIóN DE SU GOBIERNO

Raúl desplazó a dos antiguos líderes

El presidente cubano dio a conocer la salida de dos vicepresidentes del Consejo de Ministros, Pedro Miret y Osmany Cienfuegos, el hermano del mítico comandante de la Revolución. Ambos son considerados más cercanos a Fidel.

Raúl Castro hizo a un lado a dos históricos líderes de la Revolución Cubana. Tres semanas después de remover a Felipe Pérez Roque y Carlos Lage, los principales referentes del recambio generacional, el presidente cubano dio a conocer la salida del gobierno de dos vicepresidentes del Consejo de Ministros, Pedro Miret y Osmany Cienfuegos, el hermano del mítico comandante de la Revolución, Camilo Cienfuegos. Castro había firmado el decreto el mismo día en que anunció el reemplazo de Pérez Roque y Lage, pero recién ayer lo hizo público al difundirlo en la Gaceta Oficial. En el texto no se explican las causas ni quiénes los sucederán.

Como sucedió hace tres semanas cuando se conoció la salida del ex vicepresidente y el ex canciller, el comunicado oficial del gobierno cubano sólo informa que los “libera de sus actuales cargos” como vicepresidentes del Comité de Ministros de la isla. Los dos hombres que salen del gobierno cubano tienen otra cosa en común con Pérez Roque y Lage: eran considerados más cercanos a Fidel Castro que a su hermano, Raúl, hoy en el poder. Tanto Miret como Cienfuegos combatieron codo a codo con los hermanos Castro en los primeros años de la Revolución y desde los primeros días ocuparon cargos de primer nivel en el nuevo gobierno revolucionario. Compartieron con el actual presidente cubano años de militancia en el Movimiento 26 de Julio, pero siempre mantuvieron sus diferencias con el ala más cercana a los soviéticos, que él lideraba.

Cienfuegos, junto a su hermano Camilo, que murió en un accidente aéreo diez meses después de ganar el poder, era un leal guevarista. Peleaba por difundir la Revolución en el resto de la región y, por eso, Fidel Castro lo premió en 1966 con la secretaría general de la Organización de Solidaridad con los Pueblos de Asia, Africa y América latina. A pesar de no ser un dirigente con gran imagen pública, Cienfuegos tenía mucho peso del partido. Su presencia en el gobierno era siempre recordada por Fidel Castro, cuando desde Miami lo acusaban de haber estado detrás de la muerte de su hermano, Camilo Cienfuegos.

Hoy Osmany tiene 78 años y hasta hace unas horas ocupaba una de las vicepresidencias del país. Antes de eso, había ocupado el cargo de ministro de Turismo más de 20 años, un puesto de segunda línea en otros países, pero vital para la economía cubana.

Miret, el otro veterano comandante que quedó afuera del gobierno de Raúl Castro, también tiene una larga trayectoria, que se remonta a principios de los ’50. Con 82 años, su nombre tampoco es muy conocido entre los cubanos. Sin embargo, fue uno de los pocos que combatieron junto a Fidel en la toma del Cuartel de la Moncada, en la ciudad de Santiago de Cuba, y que luego lo acompañó en el barco “Granma” de vuelta del exilio en México para adentrarse en Sierra Maestra.

Su relación con Raúl Castro también viene de aquella época. Además, los dos trabajaron juntos en los primeros años posteriores a la Revolución, cuando Miret ocupaba el cargo de subsecretario de Defensa Nacional y Raúl el de jefe máximo de las nuevas fuerzas armadas cubanas.

Ayer los dos diarios cubanos de circulación nacional, Granma y Juventud Rebelde, no mencionaban el tema. Pero como demostró la sorpresiva salida de Pérez Roque y Lage, en Cuba los tiempos políticos son otros. Un día después de que el gobierno anunciara el reemplazo de los dos jóvenes funcionarios, Fidel Castro, su hasta entonces mentor, escribió un editorial devastador, en el que los acusó de haber cumplido “un papel indigno”. Dos días después, el ex canciller y el ex vicepresidente reconocieron haber cometido errores en sus cartas de renuncia. Cuáles, aún no se sabe.

A principio de año Raúl Castro anunció que podría haber más cambios en su gabinete. El presidente cubano dijo que quería un gobierno más compacto y que aceitara el avance del socialismo. Cómo entorpecían el avance Miret y Cienfuegos es otra incógnita que se suma a las que dejó la reforma de gabinete de principios de marzo, la mayor que haya visto la isla en los últimos años.

Compartir: 

Twitter
 

A principios de año, Raúl Castro anunció que podría haber más cambios en su gabinete.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.