EL PAíS › LA IGLESIA CATóLICA MANIFESTó SU PREOCUPACIóN POR LA “CONFLICTIVIDAD SOCIAL”

“La paz social está muy alterada”

Así lo manifestó el vocero del Episcopado, Jorge Oesterheld, en el marco de la reunión de la Comisión Permanente de ese cuerpo. Inquietud de los obispos por el conflicto agropecuario.

 Por Washington Uranga

Como era previsible, el tema social y, en particular, “la conflictividad”, apareció en la reunión que iniciaron ayer las máximas autoridades de la Iglesia Católica y que se extenderá hasta la tarde de hoy. Bajo el título de “intercambio pastoral”, fueron aflorando una tras otra aquellas cuestiones que se ubican en la preocupación de los obispos, desde la “alteración de la paz social” que surge a partir de los reclamos del sector agropecuario hasta la inquietud por la pérdida de fuentes de trabajo y aumento de la pobreza que los agentes eclesiásticos registran en diferentes puntos del país.

Los temas surgieron en el marco del encuentro de la Comisión Permanente del Episcopado, presidida por el cardenal Jorge Bergoglio, y de la que participan una veintena de obispos provenientes de todo el país, entre ellos los dos vicepresidentes, los arzobispos Luis Villalba (Tucumán) y José María Arancedo (Santa Fe).

Antes de comenzar la reunión, el vocero del Episcopado, sacerdote Jorge Oesterheld, afirmó al responder a una pregunta que “el año pasado la Iglesia señaló que lo que más le preocupaba era que se preserve la paz social y ahora se está generando toda una situación que preocupa mucho”.

El sacerdote agregó que “la vez pasada fuimos muy claros en decir que la paz social estaba en peligro. Y creo que basta mirar un poquito la televisión y ver cómo están las rutas para decir que sí, que la paz social está realmente muy alterada”.

Aunque lo conversado no saldrá de manera oficial de la boca de los obispos, varios de ellos han manifestado la necesidad de unificar criterios respecto de la actuación de los ministros de la Iglesia, más allá de la autonomía que cada obispo tiene para fijar lineamientos en su propia diócesis. El año anterior, durante el tiempo en que recrudeció el conflicto del sector agropecuario, varios sacerdotes celebraron oficios religiosos al costado de las rutas, acompañando a los manifestantes. Otros prefirieron convocar al diálogo y a la paz social desde los templos.

Respondiendo también a las preguntas de los periodistas, Oesterheld admitió que el asunto de la seguridad podría estar dentro la agenda de las conversaciones episcopales. “Seguramente hablen del tema, porque es muy grave, preocupa mucho a la Iglesia y varias veces los obispos se manifestaron sobre eso.” A ello debe sumarse el nuevo escenario que podría plantearse con el adelantamiento de las elecciones.

La agenda episcopal incluye también varios temas de carácter intraeclesial, como el análisis y la puesta en marcha de las conclusiones de la asamblea latinomericana y caribeña de obispos realizada el año anterior en Aparecida (Brasil) y las designaciones de colaboradores en las comisiones especializadas que funcionan en la Conferencia Episcopal. Además de lo anterior, se pondrá en común la información recogida por los obispos que recientemente (entre el 7 y el 14 de marzo) viajaron al Vaticano para la “visita ad limina”, oportunidad en la que se entrevistaron con el papa Benedicto XVI.

Es posible que, esta tarde, al término de la reunión, se conozca una declaración de la Comisión Ejecutiva del Episcopado en la cual se recuperarían algunas de las afirmaciones de recientes documentos referidas a los temas que más afectan a la coyuntura, insistiendo en la necesidad del “diálogo” y la “amistad social”.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge Bergoglio preside el encuentro de los obispos católicos.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.