EL MUNDO › POR TENER COMO PARTIDARIO A UN AUTOR SEñALADO DE ANTIMUSULMáN

Revuelo en la socialdemocracia alemana

 Por Tony Paterson *

Desde Berlín

Los socialdemócratas de la oposición de Alemania quedaron confundidos ayer cuando un prominente miembro judío del partido renunció disgustado porque el partido se negó a expulsar de sus filas al autor antimusulmán Thilo Sarrazin. Sergey Lagodinsky, fundador del Grupo de Trabajo Hebreo de los Socialdemócratas (SPD), se unió a cientos de furiosos miembros del partido que expresaban su consternación ante la decisión tomada antes de Pascuas de no expulsar a Sarrazin por su virulenta crítica a la inmigración musulmana.

“Como persona judía”, escribió Lagodinsky en su carta de renuncia al liderazgo del partido, “había visto la posibilidad de reactivar la larga tradición judía de Alemania junto con otros grupos minoritarios y mayoritarios en nuestro país. Esa esperanza ahora desapareció”.

Varios cientos de miembros del SPD firmaron un pedido ayer que insistía en que las “actitudes racistas” de Sarrazin no tenían lugar en el partido. Sarrazin, un veterano partidario del SPD y ex miembro de la junta del Bundesbank, provocó un alboroto en los círculos musulmanes, judíos y liberales con su libro, Deutschland schafft sich ab (“Alemania se suprime a sí misma”), una interpretación negativa del efecto de la inmigración turco-musulmana.

Usando estadísticas cuestionables, Sarrazin afirma que los inmigrantes musulmanes son crónicamente de un nivel de rendimiento más bajo y por lo tanto es probable que sean dependientes de la seguridad social y se involucren más que los alemanes u otros europeos en el crimen. “En ninguna otra religión es tan fluida la transición a la violencia, la dictadura y el terrorismo”, escribe. Afirma que como los musulmanes tienen muchos más hijos que los alemanes étnicos, Alemania está en peligro de ser inundada y superada en número por musulmanes marginados. “No quiero que la tierra de mis nietos y bisnietos sea predominantemente musulmana”, concluye. La controversia convirtió al libro en un “best-seller”, que vendió 1,3 millón de ejemplares desde que fue publicado el año pasado.

La rama local del SPD de Sarrazin en Berlín se reunió antes de Pascuas para discutir la controversia, pero rechazó las demandas de que el autor, de 65 años, fuera expulsado por sus opiniones después de que afirmara que sus argumentos habían sido malinterpretados y que él no discriminaba a ningún inmigrante.

Los críticos dicen que la negativa del SPD a expulsarlo fue motivada por temores de que un gran número de miembros de base estuvieran de acuerdo con sus teorías y que si Sarrazin era expulsado, el partido corría el riesgo de perder apoyo. Como dijo Lagodinsky en su carta de renuncia: “No soporto permanecer en un partido que tiene miedo de enfrentar a Sarrazin porque todos están de acuerdo con él en el bar”.

Nils Schmidt, líder socialdemócrata, de 37 años, en Bade-Wrttemberg, cuya mujer es turca, dijo a Der Spiegel: “Hemos estado luchando durante 150 años para asegurar que los antecedentes sociales no determinen el destino de un individuo. Sarrazin y sus teorías biológicas dan vuelta todo esto. Su libro es una afrenta a todas nuestras políticas de integración”. Sin embargo, Andrea Nahles, la secretaria general del SPD nacional, defendió la decisión de mantener a Sarrazin: “No se puede echar a alguien del partido aun si se comporta de manera tan controversial”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.