EL MUNDO › LUGAR CLAVE EN EL CONFLICTO LIBIO

La batalla de Misrata

Las fuerzas leales al presidente libio, Muammar Khadafi, son insistentes. Tras haber sido expulsadas de Misrata, el ejército oficialista volvió a atacar el puerto de esa ciudad. Sin embargo, los insurgentes aseguraron que el régimen tiene la batalla perdida. En el campo político, el gobierno solicitó una cumbre extraordinaria de la Unión Africana y una reunión urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU). Mientras Estados Unidos retomaba el comercio de petróleo con el rebelde Consejo Nacional de Transición, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció que recibirá en el país a una delegación libia para meditar sobre una solución política al conflicto. Además, acusó a la OTAN de querer matar a Khadafi.

En los últimos días, Misrata fue escenario de violentos combates, al cabo de los cuales los rebeldes expulsaron a los soldados leales al coronel, pero ayer, cerca del mediodía, los bombardeos regresaron, cuando una decena de proyectiles cayeron en el puerto. Debido a que las tropas de Khadafi mantienen interrumpido el tránsito por tierra, el puerto es el único vínculo de los rebeldes con el exterior. Por su parte, aviones de la OTAN sobrevolaron la ciudad, donde también podían escucharse explosiones intermitentes. Las explosiones provocaron al menos tres muertes, que se suman a los cerca de 1500 contabilizadas por organismos de derechos humanos, desde la sublevación rebelde el 19 de febrero.

“Misrata es la clave de Trípoli. Si (Khadafi) abandona Misrata, abandonará Trípoli. No es tan loco como para hacer eso”, advirtió el portavoz militar del Consejo Nacional de Transición (CNT) de la oposición en Benghazi (este), Ahmed Omar Bani. Otro vocero del mismo colectivo, Jalal Al Gallal, añadió que la batalla está perdida para el gobierno.

“Somos optimistas porque la oposición libia da pruebas de gran valentía y de un gran dominio”, declaró el presidente francés, Nicolas Sarkozy, rechazando dar una estimación sobre la duración del conflicto. Para el ministro de Defensa británico, Liam Fox, la situación en Libia ha mostrado progresos.

A través de un comunicado oficial, el Pentágono aseguró que Estados Unidos retomará los vínculos comerciales petroleros con el gobierno rebelde libio. Por su parte, el presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció que una delegación libia llegó a su país para buscar una solución pacífica al conflicto y acusó a la comunidad internacional de querer matar al líder del país africano.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.