ECONOMíA › DE MENDIGUREN ASUMIó COMO PRESIDENTE DE LA UNIóN INDUSTRIAL ARGENTINA

“No seremos antagonistas del Gobierno”

El industrial envió un mensaje conciliador hacia el Poder Ejecutivo y en los próximos días será recibido por la Presidenta. Advirtió por la apreciación del peso, pero sin enfocarse en la cuestión de los precios. Estuvo acompañado por Moyano y numerosos empresarios.

 Por Cristian Carrillo

“La Unión Industrial no está aquí para confrontar, sino para construir. No somos ni seremos antagonistas de un gobierno, ni de un partido político, ni de los trabajadores ni de otras organizaciones de la sociedad civil”, definió el flamante titular de la UIA, José Ignacio de Mendiguren. El empresario textil asumió ayer como presidente de la central fabril, buscando dejar atrás el clima enrarecido que precedió a su llegada al cargo, con una dura interna que se cobró la cabeza del entonces titular, Héctor Méndez. En los próximos días, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien esta vez no estuvo presente en el acto, lo convocará a una reunión, según dijeron a este diario fuentes del Gobierno.

De Mendiguren brindó un extenso discurso que lo mostró haciendo equilibrio para no quedar enfrentado con el Poder Ejecutivo, que no envió representantes a la asunción, o las multinacionales, como el holding Techint. Durante su presentación alertó sobre los “riesgos” de una revaluación del peso, pero sin enfocarse en la cuestión inflacionaria. En primera fila se ubicó el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, acompañado por el diputado cegetista Omar Plaini y el cosecretario, José Luis Lingieri. También asistieron varias figuras del empresariado, aunque faltó el representante permanente de Techint en la UIA, Luis Betnaza.

De Mendiguren fue presidente de la UIA por primera vez en 2001, y dejó el cargo para asumir como ministro de la Producción de Eduardo Duhalde, tras el traumático final de la convertibilidad. En esta oportunidad se hace cargo de la conducción luego de una dura disputa entre el sector que lo respalda, más afín a las políticas del Gobierno, y el Grupo Techint, enfrentado con la Casa Rosada. Esa pulseada se saldó finalmente a su favor, pero ahora tendrá la difícil misión de zanjar las diferencias entre unos y otros.

El discurso de asunción de De Mendiguren estuvo muy lejos del que ofreció hace dos años Héctor Méndez al tomar el timón de la UIA, quien desde un comienzo salió a marcar la cancha frente al Gobierno. La gestión del empresario plástico fue de mayor acercamiento a los grandes holdings. De hecho, durante su mandato tomaron nuevos bríos los encuentros del grupo de presión autodenominado G-6, que integran las cámaras empresarias, bancos, corporaciones ruralistas y la Bolsa de Comercio. Previo al acto, algunos de sus representantes almorzaron con la nueva cúpula de la UIA en la sede de Avenida de Mayo al 1100. El titular de Adeba, Jorge Brito, y el de la Cámara de Comercio, Carlos de la Vega, bajaron luego para la asunción de autoridades.

Junto con De Mendiguren asumieron como vicepresidentes Federico Nicholson, Luis Betnaza, Juan Carlos Sacco, Adrián Kaufmann Brea, Cristiano Rattazzi, Guillermo Moretti, Daniel Funes de Rioja y Lascurain, en ese orden. Como secretario se designó a Miguel Acevedo. En el acto hubo mucho fervor, sobre todo al momento de los saludos, con Moyano compartiendo abrazos con De Mendiguren, entre medio de industriales y empresarios de otras cámaras. Uno de ellos era el presidente de Federación Agraria, Eduardo Buzzi, quien le dijo al recién asumido: “Quedamos a las órdenes para cualquier proyecto del desarrollo de la burguesía nacional”. Entre tanto calor, llamaron la atención dos ausencias: la de Betnaza, por encontrarse en Venezuela, y de Rattazzi, quien en ese momento se encontraba reunido con la Presidenta para anunciarle nuevas inversiones de la automotriz Fiat (ver página 14). Sobre el faltazo de Betnaza, uno de los empresarios presentes advirtió con cierta ironía: “Techint lo mantiene guardado”, tanto por sus peleas con el Gobierno por los directores en Siderar como por los encontronazos que mantuvo con De Mendiguren en la interna previa a su designación. El holding estuvo representado por David Uriburu y Guillermo Noriega, de Ternium, y Martín Berardi, de Siderar.

De Mendiguren, ahora como presidente, debe cuidar los dos frentes, el de la UIA de cara al Gobierno y el interno, en el que Techint tiene un peso preponderante. “Buscar el desarrollo también implica definir el cómo. Hace falta una fuerte conciencia y cohesión nacional, porque el proceso implica afectar intereses internos y externos que están atados a la vieja estructura”, afirmó. Pero en seguida envió una señal en otro sentido: “El Estado no debe estar ni ausente ni omnipresente”. Si bien realizó una férrea defensa de la participación de las pymes en la economía, defendió la necesidad de “grandes industrias, multinacionales argentinas”, entre las que destacó la visión de empresarios como Roberto Rocca, fundador de Techint. “El esfuerzo (de todos los sectores) debe dirigirse a que más emprendedores se transformen en pequeños empresarios, que puedan dar el salto para convertirse en medianas empresas y éstas en grandes compañías”, intentó mediar el titular de la UIA.

No faltó el pedido de la cuestión cambiaria. “La Argentina muestra, como todos los países de la región, indicios de la enfermedad holandesa”, expresó. Se trata de un fenómeno de fuerte ingreso de divisas que conlleva una apreciación de la moneda que resta competitividad al sector exportador. “Es por eso que se necesita un tipo de cambio que favorezca la producción y el pleno empleo”, apuntó. Desde el Ministerio de Economía confiaron a este diario que el discurso tuvo una buena recepción, incluso por parte de CFK, quien tiene previsto convocarlo a la Casa Rosada en los próximos días.

Compartir: 

Twitter
 

José de Mendiguren recibió el saludo de Hugo Moyano, titular de la CGT.
Imagen: Leandro Teysseire
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.