SOCIEDAD › DETUVIERON EN EZEIZA A UN HOMBRE ACUSADO DE NARCO POR ESTADOS UNIDOS

El señor de los submarinos

Según la DEA, Ignacio Alvarez Meyendorff introdujo el transporte de cocaína a través de submarinos de fabricación casera. El acusado fue apresado el domingo pasado, cuando llegaba de la Polinesia y la Isla de Pascua. EE.UU. pide su extradición.

 Por Emilio Ruchansky

Primero fue “El señor de los cielos”, Amado Carrillo Fuentes, el que impuso la estrategia de trasportar toneladas de cocaína en avionetas desde Colombia a Estados Unidos. Pero la radarización del espacio aéreo en el país donde más se consume esa droga y la entrada definitiva de los narcos mexicanos obligó a sus colegas colombianos a buscar alternativas en el nuevo milenio. Y entonces aparecieron las lanchas rápidas que descartan el cargamento al ser descubiertas. Pero hubo un hombre que según la agencia antidrogas norteamericana (DEA) revolucionó el tráfico al perfeccionar un nuevo sistema: pasar la carga en precarios submarinos. Se llama Ignacio Alvarez Meyendorff y fue detenido el domingo pasado en el Aeropuerto de Ezeiza. Tiene pedido de captura del gobierno estadounidense, que lo acusa de pasar, bajo el agua, al menos ocho toneladas del oro blanco.

Alvarez Meyendorff viajó en un vuelo comercial proveniente de la paradisíaca Tahití, en la Polinesia Francesa, con escala en la Isla de Pascua. Llegó al aeropuerto de Ezeiza alrededor de las 17. “Era un día complicado para hacer un arresto por la cantidad de gente que volvía del fin de semana largo”, contó a este diario Miguel Robles, subsecretario de Delitos Complejos del Ministerio de Seguridad de la Nación. Alvarez Meyendorff no se operó la cara, como ya hicieron otros narcotraficantes, y tampoco ofreció resistencia cuando se le acercaron los agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

Luego de secuestrarle su equipaje, el sospechoso fue alojado en una dependencia del Servicio Penitenciario Federal y puesto a disposición del juez federal de Lomas de Zamora, Carlos Ferreiro Pella. El magistrado, según aseguró una fuente de la investigación, ya estaba al tanto de la llegada de Alvarez Meyendorff, también conocido como “Nacho”, “El Viejo” o “Gran Hermano”. La información le habría sido suministrada por la DEA y la Oficina de Inmigraciones Ilegales de Estados Unidos, país que reclama la extradición inmediata del detenido.

El pedido de captura internacional fue solicitado por la fiscal de Nueva York Bonnie Klapper, que lo investiga por participar en varias actividades relacionadas con el narcotráfico. Supuestamente, El Viejo pertenece a una fracción del Cartel del Norte del Valle en Colombia y se cree que actúa como testaferro de esta organización. Para Klapper, el sospechoso está vinculado con el lavado de dinero por una suma millonaria y es el cerebro detrás de los pequeños submarinos de fibra de vidrio, que no se sumergen completamente y trasportan cocaína de Colombia a Estados Unidos.

“Por la información que manejamos, él tendría a cargo la logística de los submarinos y perfeccionó ese sistema. Lo acusan de transporte a Estados Unidos y además del tráfico con la misma técnica a Europa desde algunas islas del norte de Africa”, informó Miguel Robles. Según comentó este funcionario, Alvarez Meyendorff ingresó al país utilizando su nombre y ya se está “chequeando” si estuvo antes en el país. “Ya se había escapado en varias oportunidades de las Justicia norteamericana”, agregó.

El último submarino descubierto no era tan precario como los primeros que se conocieron. Fue encontrado en un río de la región del Cauca colombiano, el 13 de febrero pasado, y cuesta más de dos millones de dólares. “Tenía una tecnología de avanzada, que incluía tanques de compensación que le permiten navegar sumergido y un periscopio, con cámaras de video para conocer la situación de la parte externa sin salir a flote”, explicó en su momento Hernando Wills Vélez, comandante de la Fuerza Naval del Pacífico de Colombia.

La organización que integraría Alvarez Meyendorff creció a mediados de los ’90, tras la fragmentación de los carteles de Medellín y Cali. Sin embargo, en julio del año pasado fue detenido en Venezuela Alberto Rentería Mantilla, uno de líderes de ese cartel. Según las autoridades colombianas, esta organización que empieza a disgregarse envió al mercado estadounidense unas 500 toneladas de cocaína entre 1990 y 2004.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La técnica de los submarinos se va perfeccionando: el modelo de la foto fue hallado en febrero pasado.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.