EL MUNDO › UN EX JEFE TUPAMARO ACUSADO DE TRAIDOR REAPARECIó MISTERIOSAMENTE

La vuelta de Amodio Pérez y su historia

La historia del MLN Tupamaros, la organización guerrillera de los años ’70 en la que militaron el presidente uruguayo José “Pepe” Mujica, el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, y otros funcionarios del gobierno de ese país, saltó a la primera plana con un giro novelesco con la aparición de Héctor Amodio Pérez, uno de sus más altos dirigentes que fue acusado por sus compañeros de haber sido uno de los traidores más grandes de la organización. Después de 40 años, Amodio Pérez se comunicó por Internet, se supone que desde España, con la publicación El Observador, que le hizo llegar quince preguntas. En las respuestas, Amodio Pérez rechaza haber delatado a otros guerrilleros, pero reconoce haber colaborado en la reestructuración de las fuerzas represivas.

Pérez reconoce que en junio de 1972 comienza a colaborar con los militares uruguayos, aunque acusa a otro de sus compañeros por la entrega de una cárcel del pueblo. “El que dio los datos para la ubicación de la cárcel del pueblo fue Wassen –afirma–, lo que acordamos él, Wolff y yo, hecho que hoy es aceptado, asumido e incluso perdonado, pero que en mayo de 1972 fue el punto de partida para mi acusación.”

El ex guerrillero relata una supuesta negociación con los militares, acordada por la dirección de los Tupamaros a través de algunos presos. “Cuando Alicia (Rey Morales, su compañera) fue trasladada al batallón Florida, retomé la iniciativa de (el teniente) Méndez como medio de lograr nuestra libertad. No nos quedaba otra alternativa.” En ese relato, Amodio acusa a Hernández Huidobro, Rosencoff y Maneras, tres miembros de la conducción tupamara, de haber delatado como colaborador al senador Enrique Erro. Amodio Pérez también deja traslucir sus críticas contra el líder histórico de Tupamaros, el fallecido Raúl Sendic (“de cuya biografía se han borrado todos los errores y horrores cometidos por él o en su nombre”).

Indica que su intento de aportar a la organización de la represión sólo duró unos días por el intento de secuestro de Méndez (el militar que le había planteado la colaboración con la represión) “fraguado entre Fernández Huidobro y el propio Wassen, que Alicia y yo desbaratamos”. El salvataje del teniente Méndez (“esto fue lo fundamental”) se sumó al pedido del general Cristi de que testificaran ante la Justicia contra el senador Enrique Erro.

También asegura que su pareja no fue detenida, sino que se entregó “para facilitar la fuga de quienes la acompañaban, entre ellos el actual presidente uruguayo, el señor José Mujica Cordano, en esos momentos, el compañero Ulpiano”.

Los militares pusieron en libertad a Amodio Pérez y su pareja, quienes permanecieron en la más cerrada clandestinidad hasta esta comunicación donde acusa “a quienes se han servido de la mentira para ocultar su responsabilidad en la debacle del MLN”.

Compartir: 

Twitter
 

Héctor Amodio Pérez había llegado a pertenecer a la dirección tupamara.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.