EL MUNDO › LACALLE POU, PRINCIPAL CANDIDATO OPOSITOR DE URUGUAY

“Un Mercosur más flexible”

Ante empresarios y políticos argentinos, el candidato uruguayo dijo que los socios del bloque deben poder firmar acuerdos comerciales con otros países; habló de la relación con Argentina y de los presos de Guantánamo.

 Por Mercedes López San Miguel

Luis Lacalle Pou, principal candidato opositor de Uruguay, dijo estar a favor de un Mercosur más flexible y en contra de recibir a presos de Guantánamo. “Con los socios del Mercosur habrá que discutir y revisar la resolución del Consejo del Mercado Común sobre alianzas con otros bloques”, dijo el político de 41 años, para quien los países del bloque sudamericano deben poder firmar acuerdos de libre comercio bilaterales. Una idea que comparte con la candidata de Brasil, Marina Silva, pero que en la práctica debilitaría al Mercosur. Con respecto a darles refugio a los presos de la polémica cárcel, Lacalle Pou criticó la decisión de José Mujica y sugirió que los detenidos que sean liberados vayan a Estados Unidos. “No sabemos quiénes son y el gobierno se ampara en que no puede divulgar esa información. Estados Unidos podría aceptarlos perfectamente en su país; si el Congreso no lo aprueba, es un problema de ellos.” En el almuerzo de ayer en el hotel Alvear, organizado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp), el candidato del Partido Nacional expuso algunas propuestas de su campaña ante empresarios argentinos y los políticos Sergio Massa y Ernesto Sanz (ver página 4). .

Lacalle Pou, hijo del ex mandatario Luis Alberto Lacalle (1990-1995), electo diputado por el Partido Nacional (o Blanco), se mueve con comodidad entre los representantes de la elite económica y las clases acomodadas. Desde que en junio le ganó las primarias a Jorge Larrañaga –ahora su compañero de fórmula, también presente en el almuerzo–, su candidatura fue creciendo, con el planteo de “continuar lo bueno” (heredado de los dos gobiernos del centroizquierdista Frente Amplio) y “hacer lo que no se hizo”, pero evitando confrontar e ideologizar el debate. “Hoy en Uruguay casi nadie discute las políticas macro”, destacó ante empresarios locales como Jorge Brito y Alberto Grimoldi. “No votamos la reforma tributaria de 2007, pero la vamos a mejorar para dar tranquilidad”, aseguró. Lacalle Pou busca desvincularse de la gestión de su padre, recordada por sus políticas neoliberales, y en sus discursos habla de inclusión social. El candidato aseguró que si accede al poder, no se terminarán los planes sociales, tal como anticipan sus adversarios. “Vamos a institucionalizar el gasto social para que no dependa del gobierno de turno.”

Faltan 25 días para las elecciones y el ex presidente frenteamplista Tabaré Vázquez lidera los sondeos, seguido por Lacalle Pou y Pedro Bordaberry, del Partido Colorado. Según una encuesta de la consultora Interconsult conocida esta semana, en una “casi segura” segunda vuelta electoral el 30 de noviembre, un 47 por ciento apoyará a Vázquez, y un 46 por ciento a Lacalle Pou.

El candidato blanco se opone a la legalización del mercado de la marihuana y del matrimonio igualitario. En el tema seguridad, el diputado apoya bajar la edad de imputabilidad de 18 a 16 años, una propuesta del Partido Colorado, que se va a votar en un referéndum junto a las elecciones presidenciales. Dijo que en su programa figura modificar el Código Penal, exhortó a tener leyes flexibles de cumplimiento riguroso, y dijo que aunque haya un ministro de Interior, el área debe estar a cargo del presidente. “Hay un clamor social sobre la materia. No sólo hace falta pensar en la represión, también en la prevención para superar la tendencia a la anomia social. Cuando estudiaba Sociología vi lo que significa la anomia de Merton. Alguien me discutió que es la anomia de Durkheim. Lo busqué en Google y era como yo decía.”

El político conservador provocó un aplauso del público cuando habló de la relación con Argentina. “Queremos recuperar las relaciones diplomáticas... unas relaciones no basadas en la buena o mala onda de los presidentes o las ideologías.” En ese sentido, se refirió al conflicto por las papeleras. “A nosotros nos amparan tratados internacionales suscriptos con Argentina. Las acciones sobre el río Uruguay están claramente delimitadas. Vamos a apelar siempre al derecho internacional. Con el monitoreo conjunto, Uruguay hizo más de lo que se le exige legalmente.” Optimista, Lacalle Pou dijo que la sustitución de una de las partes le va a dar aire a la relación bilateral. “Le toca primero a Uruguay en el calendario electoral. Hay que llevar el vínculo a un nivel de Cancillería, no de presidentes. Por ejemplo, la expulsión de Paraguay fue una decisión tomada en mi país por el gobierno, sin consultar al resto de las fuerzas políticas. Para mí fue inconveniente e ilegítimo.”

Al candidato se le recordó que en Paraguay fue destituido el presidente Fernando Lugo mediante un juicio político exprés. “Son procesos previstos en la Constitución paraguaya”, sostuvo sin más. Después de tomarse varias fotografías y dar apretones de manos, Lacalle Pou regresaba a su país, a continuar con la campaña.

Compartir: 

Twitter
 

Sergio Massa abraza al candidato Luis Lacalle Pou en el almuerzo organizado por Cicyp.
Imagen: DyN
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.