EL PAíS › CUESTIONAMIENTOS AL NUEVO CONTRATO QUE LANZó EL GOBIERNO DE MAURICIO MACRI

Recolección de basura a precio de oro

Será uno de los más caros, tanto en términos nacionales como internacionales. De acuerdo con la comparación realizada por legisladores de la oposición, Madrid gasta aproximadamente la mitad por habitante.

 Por Werner Pertot

El nuevo contrato de la basura que lanzó ayer el gobierno de Mauricio Macri será uno de los más caros, tanto en términos nacionales como internacionales. El precio de la licitación al comienzo es de 1239 pesos por habitante. Un distrito similar en población en Europa, como Madrid, gasta la mitad, 660 pesos por habitante, y ofrece más servicios que los que les darán las empresas privadas a los porteños. La comparación con otras ciudades argentinas tampoco favorece a la gestión PRO: Córdoba destina 775 pesos por habitante y Rosario, 398 pesos. Los datos surgen de un trabajo que realizó el dirigente del GEN porteño Martín Hourest, quien lanzó una campaña que se titula “Que no tiren tu plata a la basura”.

El costo del contrato de la basura viene creciendo exponencialmente desde el comienzo de la gestión PRO, a fuerza de redeterminaciones de precios. Desde el macrismo, argumentaban que el contrato estaba vencido y ellos se limitaban a aplicarlo. Luego de varias postergaciones, en noviembre del año pasado, finalmente les adjudicaron la limpieza de la ciudad a seis empresas privadas, mientras que el Ente de Higiene Urbana estatal se seguirá haciendo cargo de la zona testigo.

El nuevo contrato tiene un costo inicial de 28.168 millones de pesos en diez años: por año, son 2816 millones de pesos (el 6 por ciento del presupuesto total), aunque es seguro que habrá nuevas redeterminaciones de precios. Hourest hizo un análisis comparativo con otras ciudades para mostrar la diferencia de costos de los contratos de la basura:

CABA: 1239 pesos por habitante.

Córdoba: 775 pesos por habitante.

Madrid: 660 pesos por habitante.

Rosario: 398 pesos por habitante.

Todos los datos son de junio de 2013, momento en que se adjudicaron los costos sobre los que las empresas pedirán ajustes por inflación en un futuro no muy lejano. El costo de limpieza de Madrid –que está a cargo de un ente estatal– en ese momento era de 95 euros (convertidos a 7,05 que era el cambio del euro el 24 de junio de 2013). El hecho de que el costo de Madrid sea más bajo es significativo también porque la Dirección General de Zonas Verdes, Limpieza y Residuos ofrece algunos servicios que las empresas argentinas no harán, como “limpiezas especiales motivadas por graffiti” o “reposición de bolsas biodegradables”, entre otros.

En la comparación de Hourest, el contrato de Córdoba también resulta ser más barato que el porteño, pese a que fue denunciado por Luis Juez ante el Poder Judicial por el presunto delito de cobro de dádivas por parte del intendente Ramón Mestre a la empresa ERSA, que maneja parte de la recolección de residuos. Así y todo, la cifra por habitante no se acerca a lo que paga el Gobierno porteño.

Hourest recuerda que, además, la gestión de Macri decidió financiar la compra de los nuevos camiones que debían hacer las empresas privadas, pese a que se cambió el contrato de 5 a 10 años para que las empresas amorticen esa compra con fondos propios. El financiamiento de los camiones fue aprobado junto con la última ampliación presupuestaria y asciende a 1312 millones de pesos que el Gobierno porteño les adelantó a las empresas sin ningún tipo de interés o cambio en el contrato. “Le estamos dando ganancias extraordinarias, pero además financiamos sus camiones con recursos públicos. Todo está financiado por la gente”, advierte Hourest.

“Tenía más sentido discutir una administración estatal. Los argumentos del PRO eran la tecnología de punta de los camiones de las empresas privadas. Pero esta discusión se fue al demonio cuando la financiaron con 1300 millones de pesos del Estado. Y no les rebajaron el precio por eso”, afirma. “Dentro de un par de semanas van a empezar las redeterminaciones de precios. Te van a decir el sueldo de los camioneros subió tanto, como si todos los otros elementos de la ecuación no se los estuviera financiando el Estado”, indica el ex legislador porteño, quien advierte que esos fondos se financiaron con la toma de deuda con bonos dollar link, “que significaron para la ciudad un costo anual financiero del 60 por ciento”. Por este motivo, Hourest denunció penalmente a Macri y otros funcionarios porteños.

Compartir: 

Twitter
 

El costo del contrato de recolección de residuos viene creciendo desde los inicios de la gestión macrista.
Imagen: Joaquín Salguero
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.