EL MUNDO

Traficantes ejecutados

Brasil y Australia, así como Naciones Unidas y organizaciones defensoras de los derechos humanos, criticaron ayer duramente a Indonesia por la ejecución de ocho personas por tráfico de drogas. La cancillería brasileña expresó su “profundo pesar” por la muerte del condenado Rodrigo Gularte y aseguró que la ejecución provocó la “evaluación” de las relaciones diplomáticas con Indonesia. Por su parte, Australia retiró a su embajador en Yakarta en señal de protesta por la muerte de dos connacionales, Andrew Chan y Myuran Sukumaran, a favor de quienes los líderes australianos habían presentado reiteradas peticiones de clemencia. La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos afirmó que es incomprensible que Indonesia haya negado clemencia cuando este país la solicitaba en el pasado para sus propios ciudadanos condenados a muerte en el extranjero. Amnistía Internacional condenó las muertes calificándolas de “totalmente censurables” e instó a Indonesia a desistir de cualquier plan para llevar a cabo más ejecuciones. Sin embargo, el Ministro de Relaciones Exteriores de Indonesia, Retno Marsudi, desestimó las críticas y solamente afirmó que “no le preocupan mucho” las medidas tomadas por Australia en respuesta a las ejecuciones.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.