EL MUNDO › PERMITEN RETIROS DE DINERO DE HASTA 2000 EUROS PARA VIAJES AL EXTRANJERO

Alivio parcial para el corralito griego

Poco a poco las restricciones financieras empiezan a relajarse. En ese sentido, el lunes pasado las transferencias fueron habilitadas, en coincidencia con la reapertura de los bancos luego de tres semanas de cierre.

El gobierno griego comenzó ayer a eliminar alguna de las medidas bancarias especiales que imponen restricciones al retiro de dinero para viajar al extranjero. De este modo, los ciudadanos griegos podrán retirar hasta 2000 euros en efectivo o su equivalente en otras divisas en sus viajes al extranjero. Entre tanto, se espera que los acreedores internacionales arriben hoy a Atenas para discutir a partir de mañana los términos y condiciones del nuevo rescate financiero.

Si bien el corralito continúa vigente, poco a poco las restricciones financieras comienzan a ser más débiles. El lunes pasado, las transferencias fueron habilitadas, en coincidencia con la reapertura de los bancos luegos de tres semanas de cierre. En esta misma línea, la nueva resolución emitida ayer por el ministerio de Finanzas detalla que los extranjeros podrán seguir retirando cantidades ilimitadas de efectivo mientras que las compañías navieras podrán retirar hasta 50.000 euros en metálico por día. En tanto, los padres cuyos hijos estudian en el exterior fueron autorizados a enviar hasta 5000 euros, mientras que para gastos médicos el máximo permitido es de 2000.

Para superar las restricciones que hubo en las primeras semanas en las importaciones, el Banco de Grecia anunció que agilizará las tramitaciones de los pagos comerciales al extranjero. Para ello, se eleva con efecto inmediato de 50.000 a 100.000 euros la transferencia que cada cliente podrá efectuar por el gasto de un negocio de importación. El presidente del banco, Yannis Stoirnaras, dijo que los cambios cubrirán el 70 por ciento de las transacciones. “Las cosas van bastante bien, de otro modo no nos arriesgaríamos a relajar las medidas”, sintentizó el mandatario de la entidad financiera. Además, a partir de ahora serán los propios bancos los que puedan gestionar estas transacciones, supeditadas hasta ahora a la aprobación de una comisión especial radicada en el Banco de Grecia y establecida al comienzo del corralito el pasado 29 de junio. Por otro lado, se mantiene el límite de 60 euros para los retiros en efectivo en cajeros automáticos, si bien a partir del próximo viernes las personas que no hayan sacado dinero durante toda la semana podrán extraer en ventanilla la cantidad máxima acumulada de 420 euros.

Mientras tanto, continúan los preparativos para que pueda reabrir la Bolsa de Atenas, y aunque todavía no hay fecha oficial, los medios locales apuntan a que podría ocurrir mañana mismo.

A partir del cumplimiento de las medidas económicas exigidas por Bruselas, se estima que a partir de mañana comiencen las negociaciones entre el gobierno izquierdista del premier Alexis Tsipras y los representantes de la ex troika, esto es, la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI). Además, se espera que se sume a las conversaciones un respresentante del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). El programa preveé la discusión de la ayuda de que los acreedores brindarán a Atenas. Si bien se desconoce el monto total de este nuevo rescate, se espera que ronde los 86.000 millones de euros, ya que es la cifra que necesita Atenas para hacer frente a las exigencias de los pagos externos.

Hasta el momento, la primera de las dos únicas decisiones relevantes por parte de los acreedores fue el incremento de la asistencia de emergencia de liquidez (ELA, según sus siglas en inglés) del BCE al sistema bancario griego el pasado 16 de julio, lo que permitió la reapertura de las entidades financieras. La segunda, de mayor envergadura, fue el préstamo termporal de 7000 millones de euros por parte del fondo garantizado por la UE, que permitió al gobierno de Atenas concretar el rescate de títulos públicos que estaban en poder del BCE, además de 700 millones de intereses y el pago de un atraso con el FMI de 2000 millones. Todas estas cancelaciones fueron realizadas el pasado 20 de julio.

Los representantes de la UE y del FMI visitaron en numerosas ocasiones Atenas en el marco del programa de rescate de cerca de 240.000 millones de euros iniciado tras el estallido de la crisis de la deuda en 2010. Pero los representantes de los acreedores llevaban más de un año sin visitar el país, y sus visitas se habían trasladado a París, el pasado mes de septiembre, para evitar las protestas de los sindicatos griegos.

El viernes, Atenas pidió oficialmente una nueva ayuda financiera al FMI. Esta solicitud responde a las presiones de la zona euro, y sobre todo de Alemania, que pretendía que la organización con sede en Washington siguiera implicada en el plan de rescate de Grecia. Al respecto, el FMI confirmó ayer la recepción de la misiva enviada por el ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos. “Confirmamos que hemos recibido una carta de las autoridades griegas indicando que están buscando un nuevo préstamo del organismo”, aseguró un portavoz del Fondo en una breve nota. “Discutiremos con las autoridades griegas y con nuestros socios europeos el momento y las modalidades para las discusiones”, agregó el comunicado del organismo. La solicitud de este préstamo fue posible dado que el pasado lunes, el FMI informó que Grecia saldó su deuda de 2000 millones de euros con el organismo, uno de los requisitos fundamentales para recibir nueva financiación.

Compartir: 

Twitter
 

Dos señoras cuidan sus bolsas de compra en un mercado de pescado de Atenas.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.