EL MUNDO

Francia interrogó a seis prisioneros en Guantánamo

Espías de París interrogaron a ciudadanos franceses cuando estaban detenidos en la base militar de Estados Unidos. El gobierno admitió los contactos, pero dijo que eran rutinarios.

 Por J. M. Marti Font *
Desde París

Los seis ciudadanos franceses que, tras permanecer más de dos años detenidos en la base norteamericana de Guantánamo, están siendo juzgados ahora en París acusados de asociación con fines terroristas, fueron interrogados por agentes de los servicios de espionaje y contraespionaje galos en sus celdas de la famosa prisión de la isla de Cuba. El diario Libération reproducía ayer en su primera página el telegrama “confidencial diplomático” enviado por los agentes al Ministerio de Exteriores en abril de 2002, en el que se menciona la situación de los presos y los interrogatorios secretos a los que los habrían sometidos policías franceses.

Nizar Sassi, de 26 años, Murad Benchellali (25), Brahim Yadel (36), Imad Achab Kanuni (29), Khaled Ben Mustapha (34) y Redouane Khalid (38), capturados por las fuerzas estadounidenses en Afganistán tras la caída del régimen talibán a finales de 2001, y repatriados a Francia en 2005, se enfrentan a una pena máxima de diez años de cárcel. Se los acusa de haber viajado a Afganistán para participar en una red de reclutamiento y formación de combatientes entre marzo de 2000 y agosto de 2001 y de haber recibido adiestramiento militar y de técnicas terroristas por parte de miembros de la organización Al Qaida.

El Ministerio de Exteriores reaccionó asegurando que su actuación había sido la “normal” en estas situaciones. Según el portavoz del Quai d’Orsay, Jean Baptiste Mattéi, “todo ciudadano francés en dificultades en el extranjero, particularmente cuando está encarcelado, tiene derecho a recibir la visita de un representante consular”. Las gestiones del gobierno francés, añadió, nunca fueron secretas, sino que iban encaminadas a pedir a las autoridades estadounidenses que los prisioneros se beneficiaran de todas las garantías legales. “Hubo varias visitas de este tipo en Guantánamo y fueron anunciadas en su momento por el portavoz de Exteriores; siempre mantuvimos informadas a las familias”, dijo Mattéi. “En el cuadro de estas visitas es normal proceder a la verificación de la identidad de los interesados y recoger informaciones útiles”, añadió. Los abogados de la defensa consideran ahora que el juicio, iniciado el pasado lunes ante el Tribunal Correccional de País, está abocado a la nulidad. La defensa había pedido que se incluyeran en el sumario las transcripciones de los interrogatorios que realizaron los policías franceses en Guantánamo, pero el Tribunal Supremo denegó la petición argumentando que no había pruebas de que esos interrogatorios hubiesen tenido lugar.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Daneses se manifiestan contra el penal de Guantánamo, denunciado por abusos a los presos.
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.