EL PAíS › LA SEMANA PROXIMA EL SENADO LE DARA MAS PODER AL JEFE DE GABINETE

Los superpoderes con aval oficialista

 Por E. T.

El martes el oficialismo había fracasado en su intento por aprobar el dictamen en comisión del proyecto que reforma la Ley de Administración Financiera que le otorga al jefe de Gabinete la facultad de reasignar partidas presupuestarias por un mero acto administrativo. El titular de la Comisión de Presupuesto, el chaqueño Jorge Capitanich, había adelantado: “Tenemos los votos para firmar el dictamen”. Finalmente, y luego de no poco trabajo, el kirchnerismo logró ayer que sus senadores pusieran su firma en el dictamen que avala el proyecto enviado por la Casa de Gobierno. Aparentemente lo logró sin esfuerzo, tan sólo en apariencia. Demostrando que la política parlamentaria tiene un estilo netamente florentino, las críticas fueron veladas o se limitaron a pequeños gestos indescifrables para un observador no avezado.

El proyecto del Gobierno no fue modificado y fue acompañado por nueve firmas, incluso por aquellos que en los pasillos habían deslizado alguna crítica. El salteño Marcelo López Arias fue el único que hizo públicas las observaciones que lo llevaron a firmar con una disidencia parcial. El resto insinuó más de lo que concretó. Entre las variables que reclamó, López Arias pedía establecer un tope para el monto de partidas reasignables. “Puede ser esa variable o alguna otra”, dijo a este diario cuando se le preguntó por sus propuestas. Aunque no lo explicitó, López Arias ponía el acento en limitar y controlar la herramienta que se le cede al jefe de Gabinete. En los pasillos también se repetía que una posibilidad podía pasar por establecer que no se afectarían “partidas coparticipables”. El malestar fue tal que motivó una reunión de bloque. Antes de que Alberto Fernández llegara al Senado, los justicialistas pusieron en común algunas de sus diferencias.

Por la mañana y de manera pública, la salteña Sonia Escudero, que no integra la Comisión de Presupuesto, había manifestado que la iniciativa que le da al jefe de Gabinete la posibilidad “de modificar partidas sin sujeción a la Ley de Responsabilidad Fiscal es retroceder en la calidad institucional que hemos conseguido con tanto esfuerzo”.

El jujeño Guillermo Jenefes había adelantado que tenía una disidencia parcial con el proyecto del Gobierno. Luego de la reunión de bloque firmó sin diferencias. La ausencia injustificada del formoseño José Mayans dio pie a todo tipo de especulaciones. Finalmente su firma figuró junto a las de los senadores: Capitanich, Marcelo Guinle, Celso Jaque, Maurice Closs, Vilma Ibarra y el propio López Arias en disidencia parcial. También firmó Cristina Fernández de Kirchner. “En la reunión se habló de la necesidad de apoyar este proyecto sin cambios, y todos lo entendieron”, afirmó Miguel Angel Pichetto una vez que finalizó el encuentro de su bancada.

Sorteada la niebla, la comisión no tuvo ayer problemas de quórum. El titular de la Comisión de Presupuesto había deslizado que se podía incluir un informe trimestral de los actos administrativos que se delegan. Lo hizo luego de recordar que “las 77 decisiones administrativas que en 2005 adoptó la Jefatura de Gabinete fueron publicadas en el Boletín Oficial y que el Congreso jamás delegó facultades de control”. A pesar de las críticas de los radicales Ernesto Sanz y Gerardo Morales, que adelantaron que recurrirán a la Justicia, el dictamen salió sin modificaciones. El miércoles que viene tendrá media sanción del plenario, ya que de acuerdo con los dichos de Pichetto, “se respetarán los tiempos reglamentarios”.

Compartir: 

Twitter
 

En la Comisión de Presupuesto, los kirchneristas se alinearon.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.