EL MUNDO › UN DIA DESPUES DEL ESPIA LE TOCO A UN EX PREMIER

Otro líder ruso cae envenenado

 Por Andrew Osborn y Cahal Milmo *

Desde Moscú y Londres

Un día después de la muerte del ex espía de la KGB Alexandre Litvinenko en Londres, el ex primer ministro ruso Yegor Gaidar, un prominente dirigente liberal y un crítico del Kremlin, habría sido envenenado. O, por lo menos, eso es lo que se especulaba ayer en Moscú.

Gaidar se enfermó durante su viaje de negocios en Dublín la semana pasada. El primer síntoma que sufrió el político de 50 años fueron incesantes vómitos, después de comer una ensalada de fruta y tomar una taza de té en una conferencia académica. Inmediatamente lo llevaron al hospital de Dublín. El gobierno irlandés aseguró anoche que estaba investigando el incidente y ya había pedido examinar los lugares visitados por el ex premier en busca de cualquier rastro de radiación. Se informó que durante unos días la vida de Gaidar, un reconocido economista, pendió de un hilo. Sin embargo, ahora ya se encuentra de nuevo en Moscú, recuperándose en un hospital, cuyo nombre se mantenía en secreto.

Su hija, María, contó que su padre había perdido casi el 50 por ciento de su peso, aunque su vida está fuera de peligro. A pesar de que la confirmación oficial llegaría recién hoy, uno de los asesores de Gaidar afirmó ayer que los doctores tienen fuertes sospechas de que se trató de un envenenamiento. “Los doctores no han encontrado una razón natural de envenenamiento ni han podido detectar alguna sustancia conocida”, explicó el vocero del dirigente ruso, Valery Natarov. “Obviamente estamos hablando de un caso de envenenamiento y no por causas naturales”, agregó. Todavía no se sabe si Gaidar estuvo expuesto a la sustancia radiactiva conocida como Polonio 210, el isótopo letal con el que envenenaron a Litvinenko.

Gaidar estaba en Irlanda como parte de un tour para publicitar su nuevo libro sobre la Rusia contemporánea, titulado La muerte del imperio. El viernes 24 de noviembre había viajado al norte de Dublín para dar una conferencia de dos días en el departamento de historia de la Universidad Nacional de Maynooth, en el condado de Kildare. El dirigente liberal fue el arquitecto de las duras e impopulares reformas de mercado rusas de principios de los noventa, durante el gobierno del presidente Boris Yeltsin. Aunque ahora no era uno de los protagonistas de la política de Moscú, siempre había criticado abiertamente la dirección tomada por el actual gobierno.

Anatoly Chubais, el hombre que maneja la gigantesca empresa de electricidad UES y que ha sobrevivido a un intento de asesinato, se mostró convencido de que Gaidar había sido envenenado. Para él hay una conexión entre la muerte de Litvinenko y el asesinato de la periodista Anna Politkovskaya el mes pasado, otra acérrima crítica del Kremlin. “Yegor Gaidar estaba a un paso de la muerte el 24 de noviembre”, afirmó Chubais. “El triángulo mortal –Politkovskaya, Litvinenko y Gaidar– habría sido algo muy deseado por aquellas personas que están buscando un cambio de poder inconstitucional y por la fuerza en Rusia”, sostuvo. Sin embargo, el empresario dejó en claro que él no piensa que las autoridades rusas hayan estado involucradas en el envenenamiento de Gaidar. Después de todo, Putin ya llamó por teléfono a la figura del liberalismo ruso para desearle una rápida recuperación.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.