SOCIEDAD

Una extracción de sangre y más misterio en el crimen de Córdoba

El ahora ex funcionario se presentó para la prueba de ADN. Para los investigadores, quedó casi descartada su vinculación.

 Por Camilo Ratti

Desde Córdoba

La voluntaria y sorpresiva extracción de sangre para realizarse un examen de ADN por parte del abogado y ahora ex asesor de seguridad de Córdoba Rafael Magnasco, hasta el miércoles sindicado como el principal sospechoso de la muerte de Nora Dalmasso, dejó a los investigadores algo desorientados y sin pistas firmes hasta el momento sobre lo ocurrido el sábado a la madrugada en el barrio Villa Golf de Río Cuarto. Aunque varias fuentes off the record de la ciudad del sur cordobés aseguran que existía una relación sentimental entre la mujer estrangulada y Magnasco, la actitud de éste descolocó a todos y por el momento no hay otro sospechoso. Por lo pronto, los fiscales Javier Di Santo y Fernando Moine reunieron pelos y sangre de la víctima, el semen y otras huellas del asesino y la sangre extraída ayer en Tribunales para llevarlos al laboratorio Ceprocor de la capital mediterránea, además de peritar todas las llamadas telefónicas hechas y recibidas por Dalmasso y hablar con el entorno de la víctima.

Hasta ayer, el renunciado funcionario era el único apuntado por fiscales y policías, ya que “en Río Cuarto todos sabían de la relación extramatrimonial que mantenían Dalmasso y Magnasco”, según contaron a este diario fuentes de la ciudad del sur cordobés. Magnasco negó ese vínculo. Los fiscales Javier Di Santo y Fernando Moine decidieron imputar a Magnasco para poder así efectuar la extracción de sangre del ex asesor del actual secretario de Seguridad de la provincia, Alberto Bertea, también oriundo de Río Cuarto.

Según pudo averiguar este diario, las otras actuaciones llevadas a cabo ayer por los funcionarios judiciales están relacionadas con el chequeo de las llamadas telefónicas efectuadas y recibidas por la víctima y la recopilación de todas las huellas que dejó el violador y asesino el sábado por la madrugada en el barrio Villa Golf, donde ocurrió el hecho. Sin embargo, fuentes de la investigación dijeron a Página/12 que “el tema está complicado y no hay otro sospechoso del crimen además de Magnasco”.

“Están recibiendo llamadas de gente común y hablando con todas las personas relacionadas con Nora Dalmasso, pero en concreto, hoy los investigadores están desorientados”, agregó la misma fuente.

Di Santo confirmó que “no bien terminemos de recolectar todas las pruebas, algunas de las cuales rescatamos hoy (por ayer) de la casa de la víctima, vamos a llevar este material al laboratorio Ceprocor de la ciudad de Córdoba”. El material al que se refiere el fiscal son cabellos y sangre de Dalmasso, el semen y otras huellas dejadas por el asesino, y la muestra de sangre extraída ayer por un profesional a Magnasco, además de otras “pruebas materiales que pueden servir o no a la investigación, que se encontraban en el domicilio de Dalmasso”, deslizó una fuente policial.

“Por la importancia y difusión que ha tomado el caso, suponemos que la semana que viene podremos tener los resultados de los estudios. En definitiva, esto es lo que va a acreditar o no quién puede ser el asesino de Nora Dalmasso”, dijo Di Santo.

Por su parte, el diputado provincial Alfonso Mosquera, amigo de Marcelo Macarrón, esposo de Dalmasso, y conocido de Rafael Magnasco (trabajaron juntos en un estudio jurídico hace cinco meses) intentó despegar a este último del caso al afirmar que “jamás escuché ni siquiera el rumor de que la señora Dalmasso y Rafael Magnasco tuvieran algún vínculo sentimental”. Mosquera había viajado junto a Macarrón y otra decena de personas a Punta del Este a participar de un torneo de golf y se volvió con el marido de la víctima cuando a la tarde del domingo se enteraron de la muerte.

Compartir: 

Twitter
 

El fiscal Javier Di Santo recorrió ayer la casa de Dalmasso.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.