EL MUNDO › PROYECTO PARA CAMBIAR LA LEY DEL NOMBRE

“Perpetúa el estereotipo”

 Por Mariana Carbajal

“Debemos revertir ciertos privilegios aún subsistentes de los hombres en relación con el régimen matrimonial y sobre los hijos, siendo coherentes con los grandes avances para equiparar a la mujer dentro del matrimonio”, señaló a Página/12 la senadora Teresita Luna (FpV) sobre la necesidad de modificar la Ley del Nombre. “No existe ninguna razón para conferir preferencia al uso del apellido del hombre sobre el de la mujer. Por el contrario, el tratamiento diferente otorgado en la materia a varones y mujeres constituye una violación a los principios de igualdad ante la ley y de discriminación por razones de género. Creemos que debemos seguir trabajando en modificar normas que en la actualidad perpetúan roles estereotipados de género”, agregó Luna. La senadora destacó que actualmente la Ley de Nombre establece un régimen de asignación de apellido a los hijos que privilegia el del padre, aun en aquellos casos en que el reconocimiento paterno es posterior al materno, como le sucede al niño mendocino (ver nota central).

Desde que presentó un proyecto de reforma de la Ley del Nombre, a mediados de 2013, la senadora Luna recibió en su despacho “muchísimos casos de reconocimiento paterno luego de varios años de identificación de los niños con el apellido de la mamá, obligando a anteponer el apellido paterno, vulnerando el derecho del niño a preservar su identidad”.

Su proyecto habilita que los hijos puedan llevar primero el apellido de su madre o de su padre, indistintamente, de acuerdo con cómo lo determinen ambos progenitores de común acuerdo y en caso de desacuerdo el de la madre. La iniciativa lleva también las firmas de las senadoras Elena Corregido y Sigrid Kunath, y fue girada a la Comisión de Legislación General. No avanza su discusión, dado que un cambio en la asignación de apellidos está contemplado en la reforma del Código Civil y Comercial, que obtuvo media sanción del Senado y debe tratar la Cámara de Diputados. Ese texto establece una modificación en el mismo sentido que el proyecto de Luna, con la diferencia de que en el caso de la iniciativa de la senadora, si hay disenso prevalece el apellido de la madre y no hay que recurrir a un sorteo como dice el proyecto del nuevo Código Civil y Comercial.

La senadora contó que entre las mujeres que se comunicaron a su despacho, una fue Carolina Elizabeth Araya, quien relató que inscribió a su hija como madre soltera con su propio apellido. El padre de la niña la había abandonado cuando se enteró del embarazo y tampoco estuvo presente en el nacimiento de su hija. Entre 2008 y 2013, el hombre hizo algunas esporádicas apariciones en la vida de su hija y su mamá, pero siempre profiriendo amenazas, diciendo que iba a reconocer a la nena pero negándose a pasar suma alguna por alimentos o gastos de su hija. En todas esas oportunidades, Araya realizó las respectivas denuncias por las amenazas y malos tratos recibidos por parte de su ex pareja. La niña fue inscripta en el jardín de infantes y en la escuela primaria con el apellido de su mamá. Pero a fines de 2013, la mujer recibió una carta documento a través de la cual le notifican que su ex había reconocido a la niña. “Con posterioridad es citada a una mediación familiar, en la que intentan obligarla a reconocer que está de acuerdo con el cambio de apellido de su hija. La niña, actualmente de seis años, se niega a mantener contacto con su padre por cuanto le está resultando muy difícil hacerse cargo de la situación y de un eventual cambio de apellido”, explicó Luna. “La señora Araya quiere que la niña siga manteniendo su apellido en primer término, pero para eso tiene que iniciar una acción judicial, con el consiguiente gasto económico y de tiempo, además de las consecuencias que acarreará en la psiquis de su hija”, agregó la senadora. “Por otra parte, el padre, que durante más de seis años estuvo de-saparecido, por su sola manifestación de reconocimiento se coloca en una situación de privilegio y le atribuye obligatoriamente su apellido en primer término a la nena”, destacó Luna.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.