EL MUNDO › HABLA LA HIJA DE CONSUELO GONZALEZ, QUE SERA LIBERADA

“No pensé que elegirían a mami”

 Por María Laura Carpineta

Clara González de Rojas pasó todo el día en su casa, sentada al lado del teléfono y con el celular en la mano. Con una tranquilidad incomprensible, le decía a cada uno de los que la llamaban que no podía hablar. “Le agradezco su interés pero tengo que dejar libre el teléfono. En cualquier momento me llaman para decirme dónde me encuentro con mi hija”, explicaba con un tono pausado –casi como para no emocionarse demasiado– la madre de la compañera de fórmula de Ingrid Betancourt, Clara Rojas.

Como Clara, todos los familiares de los rehenes de las FARC pasaron el día en vilo. La posible liberación de un primer grupo de secuestrados reavivó sus esperanzas. Sólo 24 horas antes, la guerrilla había anunciado que haría el primer gesto unilateral en más de seis años y liberaría a Rojas, su hijo de tres años nacido en cautiverio y, a la ex diputada Consuelo González. Aunque ninguno de los familiares sabía con exactitud cuándo sería la entrega de los tres secuestrados, todos coincidían en que el desenlace de “este primer paso” era inminente. Este optimismo pareció confirmarse durante la tarde cuando el diario El Tiempo, citando fuentes del gobierno venezolano, aseguró que los tres rehenes “ya estaban en camino a su libertad”.

Mientras tanto, desde su oficina en Bogotá, Patricia Perdomo sólo pensaba en el reencuentro con su mami, como ella la llama. “Las FARC no sólo les devuelven la libertad a tres personas, sino que también la esperanza a todos los secuestrados”, explicó Perdomo, que representa a las víctimas del conflicto armado en la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación creada por el gobierno de Alvaro Uribe. Su madre, Consuelo González, fue capturada por un comando de las FARC el 10 de septiembre de 2001, apenas unas horas antes de que las Torres Gemelas se derrumbaran en Nueva York. El destino hizo que la noticia de su secuestro quedara opacada por el atentado que acaparó la atención de todo el mundo. Pero esta semana su nombre ganó el protagonismo que le habían robado. Las FARC la eligieron para integrar el primer grupo de liberados. En diálogo con este diario, Perdomo reconoció que se sorprendió al ver el nombre de su madre en el comunicado rebelde. “Estaba convencida de que las FARC harían un gesto como éste, pero jamás pensé que elegirían a mami. Fue un milagro”, aseguró.

Ni Perdomo ni Rojas recibieron instrucciones sobre cómo será la liberación de sus familiares o cuánto tiempo podría demorar. Sin embargo, las dos mujeres están convencidas de que éste es el momento para ser optimistas. “Por nosotros y por los que faltan. La liberación de estos tres rehenes es un primer paso para destrabar el canje humanitario”, señaló la hija de la ex congresista de 57 años.

Compartir: 

Twitter
 

La madre de Clara Rojas; de fondo, la imagen de su hija.
SUBNOTAS
  • “No pensé que elegirían a mami”
    Por María Laura Carpineta
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.