SOCIEDAD › LA JUSTICIA FRENA UN NEGOCIO INMOBILIARIO JUNTO AL RIO

Un barrio de lujo sin permiso

Jorge Telerman lo había autorizado por decreto. Un juez hizo lugar a un amparo. El tema debería pasar por Legislatura.

 Por Eduardo Videla

La Justicia porteña le puso un freno a un megaproyecto inmobiliario en los terrenos de la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors, en la Costanera Sur, que había sido autorizado por decreto por el ex jefe de Gobierno Jorge Telerman, semanas antes de dejar su cargo. Se trata del emprendimiento denominado Santa María del Plata, impulsado por la empresa IRSA, dueña de los terrenos, que planea construir torres y edificios de mediana y baja altura, embarcaderos, hoteles y comercios.

La medida fue adoptada ayer por el juez de primera instancia en lo Contencioso Administrativo, Guillermo Tracey. El magistrado hizo lugar al reclamo presentado por el diputado porteño Pablo Failde, para suspender en forma provisional los efectos de la autorización firmada por Telerman. De esa manera, el juez le prohibió a la empresa dueña de los terrenos iniciar obras o poner en venta parcelas o futuras construcciones.

El juez admitió como razonable el reclamo del diputado Failde, quien argumentó que la autorización para realizar el proyecto –que incluye el cambio de zonificación y de normas para construcción para ese predio– debe hacerse a través de una ley sancionada por la Legislatura y no por un decreto del Ejecutivo. El legislador sostuvo en su presentación que el decreto es inconstitucional, y aunque el juez aún no se pronunció sobre el tema –que constituye la cuestión de fondo– admitió en principio como razonable ese argumento e hizo lugar al recurso de amparo.

El predio en cuestión tiene una superficie de unas 72 hectáreas. Fue comprado por el grupo IRSA en 1997, por un monto de 51,5 millones de dólares con la intención de hacer un barrio exclusivo, con edificios de altura y embarcaderos. El proyecto había sido presentado en 2003 al gobierno porteño, por entonces al mando de Aníbal Ibarra, que le exigió a Irsa, como requisito, que el barrio sea abierto y no cerrara el acceso del público al río. El tema quedó congelado hasta este año, en que IRSA anunció en la Casa Rosada, ante el presidente Néstor Kirchner, su proyecto de megainversión en ese predio por unos 500 millones de dólares. La presentación estuvo a cargo del titular de IRSA Eduardo Elsztain y el inversor argentino radicado en Miami Jorge Pérez, socio en el emprendimiento.

Lo curioso es que IRSA no hizo ninguna presentación en la Legislatura, que es la que debe autorizar la construcción en esos terrenos ganados al río, según lo confirmó el ex presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura, Alvaro González.

Por eso sorprendió que fuera Telerman quien el 9 de noviembre, justo un mes antes de dejar el gobierno, firmara el decreto 1584, que autorizó la “normativa particular para el predio comprendido en la manzana 20, sección 96, circunscripción 21, plano de mensura M21189”, con lo que se destrababa el inicio de las obras.

El legislador Failde, del Frente para la Victoria, aclaró que “es potestad de la Legislatura definir sobre una urbanización, con una ley de doble lectura, es decir que después de su primera aprobación debe convocarse a una audiencia pública”. Según Failde, el proyecto enviado por Telerman permite construir desde edificios de 50 pisos, de 160 metros de alto, hasta viviendas de tres pisos.

La ex Ciudad Deportiva está ubicada al sur de Puerto Madero, junto a la Reserva Ecológica. Los terrenos se generaron por una iniciativa del ex presidente de Boca Alberto J. Armando, quien pretendía construir allí el estadio del club, que nunca se construyó. Hasta principios de los ’80 funcionó allí un complejo recreativo, que luego cerró, hasta que lo compró IRSA.

Compartir: 

Twitter

La ex ciudad deportiva, en Costanera Sur, fue comprada por IRSA.
 

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.