EL PAíS › RECHAZO AL PROYECTO DE MAURICIO MACRI DE EXPANDIR EL IMPUESTO AL SELLO

“Implica ir a contramano del mundo”

El gobierno porteño se propone gravar los resúmenes de las tarjetas de crédito, la compra de autos usados o los seguros. La oposición prepara una medida conjunta para frenar la iniciativa, que considera recesiva.

 Por Werner Pertot

La propuesta del jefe de Gobierno, Mauricio Macri, de expandir un impuesto a las tarjetas de crédito, la compra de autos usados o los seguros desencadenó una ola de críticas en la oposición porteña, que acusó al líder de PRO de contribuir a una posible recesión. El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, salió a defender la iniciativa y aseguró que ya se aplica en otras partes del país. La oposición porteña prepara una medida conjunta para frenar la iniciativa.

En el presupuesto 2009 que envió a la Legislatura el ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, la gestión PRO señaló que aumentará el impuesto al sello, que hasta ahora se aplica cuando hay una transferencia de inmuebles (salvo que sea vivienda única de hasta 360 mil pesos), a los alquileres de locales comerciales y a la compra de aeronaves o embarcaciones deportivas. Con la propuesta macrista en el presupuesto 2009 se sumarán a ese impuesto los seguros patrimoniales (con una alícuota 0,8 por ciento), la compra y venta de autos usados (2 por ciento), los contratos entre privados (0,8 por ciento) y los resúmenes de tarjetas de crédito (0,6 por ciento). Así, este aumento se sumará al del ABL y al de los peajes de las autopistas y los parquímetros.

“Generará un ingreso de cerca de 350 millones de pesos y se usará para financiar obras”, justificó la iniciativa Rodríguez Larreta, quien mostró un hasta ahora desconocido perfil antimenemista: “Se cobra en todo el país salvo en la Capital Federal, donde este impuesto se suprimió por orden de Menem en el ’94. Se iba a suprimir en todo el país y ninguna provincia lo acató”, recordó en declaraciones radiales. “Teníamos en este impuesto un paraíso fiscal”, aseguró.

El gobierno porteño también propuso aumentar el impuesto por Ingresos Brutos: en la construcción (1,5 a 3 por ciento), en la actividad bancaria (de 4 a 5 por ciento), a los hipermercados (del 3 al 3,5 por ciento), con lo que la gestión PRO espera recaudar cerca de 880 millones más. “El Estado porteño necesita financiarse, porque no vive de la coparticipación. La decisión de focalizarse en actividades determinadas ganó frente a otra, que planteaba aumentarle a todas las actividades”, argumentó ante PáginaI12 el presidente de la Comisión de Presupuesto, el macrista Alvaro González. El dirigente del peronismo PRO se mostró un poco más concesivo a la hora de buscar consensos en la Legislatura: “Se pueden cambiar cosas, obviamente. Vamos a escuchar la crítica constructiva. El impuesto a las tarjetas de crédito se podría segmentar: por ejemplo, dejar exento para gastos menores a 1500 pesos, e ir subiendo desde allí”, consideró.

La oposición porteña rechazó la iniciativa. “Más que un paraíso fiscal, la ciudad es un infierno para la vida cotidiana de los porteños. Buscan aumentar la carga para el bolsillo de los vecinos”, advirtió el senador Daniel Filmus. “La ciudad va a contramano, no de la Nación sino del mundo”, lanzó el jefe del bloque kirchnerista en la Legislatura, Diego Kravetz. “Históricamente, la ciudad tuvo una ventaja comparativa con el tema industrial. Al gravarlos, estamos perdiendo esa ventaja”, consideró el ibarrista Gonzalo Ruanova. “En un contexto internacional de recesión, es incorrecto hacer una ampliación excesiva de impuestos”, sostuvo el diputado de la Coalición Cívica Facundo Di Filippo.

“Es un aumento fiscal destinado a alimentar la vidriera del gobierno en un año electoral. Pretenden que el conjunto de la sociedad les pague la campaña, que es esta vidriera de las veredas, el asfalto y obras de poca envergadura”, advirtió el legislador de la CTA, Martín Hourest. “Siguen las similitudes entre el gobierno nacional y el gobierno de Macri. La prioridad en los dos es la caja para hacer obras públicas, a como dé lugar, en un año electoral”, afirmó el socialista Roy Cortina.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri incluyó el aumento del impuesto al Sello en el presupuesto 2009, que se empieza a discutir mañana.
Imagen: Adrian Perez
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.