EL PAíS › FELIPE SOLA DEJA A LOS K Y FORMA SU PROPIO BLOQUE

Se aproxima el día F en Diputados

 Por Martín Piqué

Y llegó el día D. O si se quiere, el día F. Tras preparar el clima y alimentar el suspenso desde hace dos semanas, el diputado Felipe Solá lanzará mañana, o a más tardar el martes, su bloque de peronistas disidentes. La presentación de la nueva bancada anti K se realizará en los salones del Congreso, a través de una conferencia de prensa. Solá terminó de decidir la fecha y la manera de formalizar su ruptura con el Gobierno en una ronda de consultas que mantuvo entre las últimas 48 horas. Fueron dos reuniones colectivas con sus futuros compañeros de bloque: la primera el viernes a la noche, la segunda ayer al mediodía. La ambición de Solá es fundar un bloque de unos doce diputados que vaya fortaleciendo una opción no kirchnerista dentro del PJ. Esta semana se sabrá si el ex gobernador logró su objetivo. Bastará con observar la cantidad de diputados que lo acompañen en la presentación del bloque que podrá ser llamado felipista.

Una de las incógnitas que podrá develarse es si Solá logró agrupar en torno suyo a todos los diputados que venían siendo mencionados como futuros integrantes de la bancada en gestación. Desde el entorno del ex gobernador bonaerense se incluyó en esa lista a los diputados Beatriz Halak (Córdoba), Jorge Arriaga (Río Negro), Zulema Daher (Salta), Enrique Thomas (Mendoza) y, Jorge Sarghini y Jorge Villaverde (Buenos Aires). También se hablaba de otros legisladores, pero sin dar nombres, de los que aseguraban que estaban tramitando con sigilo el pase del Frente para la Victoria al bloque felipista. Desde el kirchnerismo, como se estila en estos casos, habían replicado minimizando la influencia de Solá dentro de la bancada. “Su alejamiento es irrelevante”, fue uno de los conceptos que repitieron los diputados Carlos Kunkel y Luis Cigogna, ambos bonaerenses.

La presentación del bloque que Solá pretende dirigir podría ser el primer paso para una movida posterior con vistas al 2009. Aunque nunca lo confirmó en forma definitiva, Solá no descarta renunciar a su banca y presentarse de nuevo como primer candidato a diputado por la provincia. Esa posibilidad depende, entre otros factores, de qué candidato postula el oficialismo en territorio bonaerense. A Solá no le disgustaría enfrentar a Néstor Kirchner en una elección concentrada en temas provinciales. Sus chances, en ese caso, estarían supeditadas a que la oposición logre concretar una alianza electoral lo más amplia posible. Así se haría realidad el escenario de polarización. En la Casa Rosada, esa variable no despierta demasiado entusiasmo: el oficialismo podría preservar la carta de Kirchner y a último momento impulsar otro candidato que mida bien.

Los candidatos mulettos de Kirchner son tres. El titular de la Agencia de Recaudación bonaerense, Santiago Montoya; el ministro del Interior, Florencio Randazzo, y el jefe de Gabinete, Sergio Massa. El destino –o mejor dicho la evolución de la economía y las opiniones de la sociedad– decidirá si Solá se cruza con ellos en el camino.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.