EL PAíS › TRAS LA APROBACION DE LAS FACULTADES DELEGADAS EN DIPUTADOS

Empieza el porotómetro en el Senado

Después de haber superado la prueba de la Cámara baja, el oficialismo empezó a contar porotos en el Senado para aprobar la prórroga de las facultades delegadas, en la misma sesión en la que se tratará otro tema candente: los superpoderes. Hasta ahora, los kirchneristas tendrían el número para aprobar las iniciativas, aunque todavía resta una semana, en la que la Mesa de Enlace prometió que hará sentir su poder de lobby. En tanto, el jefe del bloque radical, Ernesto Sanz, reconoció que “los números en el Senado también le favorecen en principio al oficialismo”. En la UCR imaginan un resultado ajustado.

En la misma sesión se tratará la prórroga a la delegación de facultades y el proyecto oficialista que limita los superpoderes a un máximo del 5 por ciento. El martes próximo, el jefe de bloque K, Miguel Pichetto, tendrá una reunión de bloque para tener en claro con qué votos contarán. Hasta ahora, en su entorno imaginan que dispondrán de 36 o 37 votos de los 72. En un escenario de asistencia perfecta, con ese número ganarían la votación 37 a 35 y tendrían quórum propio. El kirchnerismo está tanteando a los posibles aliados: los dos diputados fueguinos que provienen del ARI y el del Movimiento Popular Neuquino. Estiman que sería posible que les den quórum y después se abstengan.

En el radicalismo ven un escenario ajustado que, en principio, favorecería al oficialismo, como admitió Sanz. Toman como ejemplo la última votación para habilitar el tratamiento de una derogación del aumento de las tarifas del gas, en la que el oficialismo ganó por un estrecho 32 a 28.

El senador radical llamó, de todas formas, a “desdramatizar esta cuestión de la delegación de facultades porque hay cosas peores que discutir”, ya que “hay herramientas más poderosas y dañinas que el Poder Ejecutivo se encarga de no meter en la discusión diaria, como el caso de los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU)”. Hay razones para que el senador llame a desdramatizar la delegación, que permitiría que el Gobierno siga teniendo la atribución de fijar las retenciones: el radicalismo ve que en el debate del Presupuesto 2010 se puede abrir otra oportunidad para discutir el porcentaje de los derechos de exportación.

Sanz indicó que “hay que ponerles un freno” a las delegaciones, aunque consideró que el Gobierno debe decir “cuáles son aquellas cuestiones de administración que necesita que se deleguen, pero con razonabilidad”. El dirigente mendocino tiene buena relación con la Mesa de Enlace y no comparte las presiones que viene ejerciendo sobre el Parlamento.

La Mesa de Enlace prometió avanzar ahora sobre el Senado para intentar generar un efecto similar al de la 125, donde la pérdida de votos del oficialismo forzó un de-sempate a manos del voto “no positivo” del vicepresidente Julio Cobos. Habrá que ver si se repiten situaciones como las de aquel día, cuando el titular de Aceitera Deheza y senador sojero-kirchnerista Roberto Urquía les habilitó el paso al Senado a los ruralistas para que vieran la sesión, vigilantes.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.