EL PAíS

Otra vez ante los jueces

El represor Luciano Benjamín Menéndez fue dado de alta ayer del Hospital Militar de Córdoba, donde se encontraba internado desde el 4 de febrero con un cuadro de neumopatía aguda. El profesional forense, Eduardo Gasparrini aseveró en el informe enviado vía fax al Tribunal Oral de Tucumán que el represor está en condiciones de ser trasladado para ser enjuiciado, desde el martes 16 de febrero, junto con Antonio Domingo Bussi y otros cinco represores más, por delitos de lesa humanidad a 22 víctimas en la megacausa “Jefatura de Policía”. Tal como lo había solicitado el Tribunal Oral Penal de Tucumán, el médico Eduardo Gasparrini visitó el Hospital Militar y le dio el alta ambulatoria al represor Menéndez. En el escrito también resaltó que el detenido en Córdoba deberá ser trasladado por vía aérea y deberá tener un trato especial “por su delicado estado de salud pulmonar”. El certificado médico deja en claro que Menéndez no podrá estar en contacto con el público, es más, no podrá estar sentado al lado de su subordinado Bussi, para evitar que la neumopatía se agrave. Consultado por Página/12, Mariano García Zavalía, secretario del Tribunal de Tucumán, dijo que se tomaron todas las medidas médicas del caso.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.