EL PAIS › EL OFICIALISMO BUSCA DESTRABAR LA APROBACION DEL FONDO DEL BICENTENARIO

Convite para negociar el decreto

El jefe del bloque del FpV en el Senado admitió que hay disposición a hacer “concesiones razonables” con el fin de lograr que el DNU sea avalado en la Cámara. Pero eso no implicaría convertir la medida en un proyecto de ley, como reclama la UCR.

 Por Sebastian Abrevaya

En un esfuerzo por evitar la primera derrota parlamentaria del año, el kirchnerismo intenta abrir una puerta de negociación con la oposición para destrabar el decreto (DNU) que conforma el Fondo del Bicentenario. Como el escenario menos desfavorable se encuentra en la Cámara Alta, el titular del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, reveló que están dispuestos a hacer “concesiones razonables” para aprobar el decreto presidencial. Altas fuentes del FpV anticiparon que eso no implicaría convertir el DNU en un proyecto de ley, como reclaman sectores del radicalismo y como incluso habían sugerido algunas espadas K. En paralelo, mañana se reanudarán las conversaciones sobre la composición de las comisiones, que se definirán formalmente en la sesión preparatoria del miércoles 24.

Hasta ahora, el escenario está congelado en 35 votos para el oficialismo y 37 para la oposición. Pero el acuerdo alcanzado por el abanico opositor se concretó en un caso puntual: el reparto de las comisiones. En ese acuerdo están incluidos los peronistas pampeanos –que se habían definido como “independientes”– y la liberal correntina Josefina Meabe, quienes terminaron de consolidar la mayoría no kirchnerista la semana pasada. Pero la volatilidad de ese panorama obliga a los dos sectores parlamentarios a construir las alianzas necesarias en cada caso.

“Soy optimista –disparó Pichetto–, de aquí al 3 de marzo próximo hay mucho trecho como para poder lograr que el DNU sea ratificado en el ámbito del Senado.” Por ahora, la oposición parece cerrar filas en lo que respecta a las comisiones y también al DNU. Fuentes del radicalismo revelaron que para evitar un cambio de postura del senador Verna, dieron a conocer las conversaciones que ellos mantuvieron durante enero, en las que el pampeano les habría prometido votar contra el decreto.

Desde el FpV cuestionan la actitud de sus adversarios: “Cuando el gobierno nacional busca volver a adoptar medidas para permitir un retorno a los mercados: hay palos en la rueda”, aseguró Pichetto. Si no se consigue la aprobación del DNU, el oficialismo buscará facturarle a la oposición los perjuicios económicos para el país. El argumento principal consiste en la necesidad de crear el Fondo del Bicentenario para utilizar 6500 millones de las reservas del Banco Central y evitar el financiamiento internacional con alto interés. “Lo que busca la oposición es que se paguen tasas altísimas y que no podamos reingresar al mercado internacional de capitales”, remarcó Pichetto.

El kirchnerismo lanzó una chicana para aquellos que exigen que se discuta una ley –entre ellos, el vicepresidente Julio Cobos–, al asegurar que “no hay ningún proyecto de ley” presentado por los bloques del arco opositor que permita tratar en las cámaras del Senado y Diputados la conformación del fondo. Pichetto agregó que espera que la oposición presente alguna iniciativa sobre “cómo afrontar el proceso de salida del default y la apertura al mercado de capitales”.

Como el escenario en Diputados es todavía más complicado para el oficialismo, el jefe del bloque K en esa Cámara, Agustín Rossi, ratificó que todas las expectativas están depositadas en el Senado. Rossi aseguró que “hay un bloque duro de 35” senadores y admitió tener “expectativas de que en algún momento alguien haga un click y piense en términos de racionalidad política”.

En medio de esta tensión, los bloques de la Cámara alta retomarán mañana la negociaciones para llegar a la sesión preparatoria con un acuerdo que evite confrontar en el recinto, como sucedió en Diputados. La semana pasada Pichetto y el santacruceño Nicolás Fernández protagonizaron un encuentro con el jefe del bloque radical, Gerardo Morales, el peronista disidente Adolfo Rodríguez Saá, la cívica María Eugenia Estenssoro y el pampeano Verna. La oposición le reclamó al FpV la presidencia de 14 comisiones y la mayoría –8 miembros de 15– en las 26 totales. La propuesta fue descartada por el oficialismo, que amenazó con llevar la discusión al recinto. La lógica es la misma que en Diputados: si van a perder prefieren hacerlo en el campo de batalla, pero nunca rendirse sin dar pelea.

Compartir: 

Twitter
 

Hasta ahora, en el Senado el oficialismo cuenta con 35 votos y la oposición con 37.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.