EL PAíS › LAS ABUELAS DE PLAZA DE MAYO FUERON GALARDONADAS CON EL PREMIO DE LA PAZ DE LA UNESCO

“El reconocimiento a una lucha tan dura”

Es el máximo galardón que otorga la Unesco a personalidades e instituciones comprometidas con la lucha por la paz, los derechos humanos y la no discriminación. Lula da Silva, Nelson Mandela y Yitzhak Rabin lo recibieron en ediciones anteriores.

La asociación Abuelas de Plaza de Mayo fue distinguida ayer en París con el Premio de Fomento de la Paz Félix Houphouët-Boigny, el máximo galardón que otorga la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) a personalidades e instituciones comprometidas con la lucha por la paz, los derechos humanos y la no discriminación. “Estoy muy emocionada. Es un honor que se hayan ocupado de nosotras y que hayan pensado que lo merecemos. Es el reconocimiento a una lucha tan dura”, expresó desde Italia, donde se encuentra de viaje, la presidenta de Abuelas, Estela Carlotto. La presidenta Cristina Fernández se comunicó telefónicamente con la titular de la organización para felicitarla. La entrega del premio tendrá lugar entre mayo y junio en la capital de Francia, en el marco de un acto al que será invitada la presidenta y otros mandatarios.

“Aunque el mejor premio es cada nieto que recuperamos, este premio es un impulso para seguir trabajando y apostar al futuro de nuestra búsqueda. Estamos muy contentas”, señaló Carlotto en Cosenza, donde participó de la inauguración de la exposición Ausencias.

La postulación de Abuelas de Plaza de Mayo fue realizada en diciembre del año pasado por el senador Daniel Filmus, miembro del Comité Ejecutivo de la Unesco. El ex ministro de Educación también candidateó por cuarto año consecutivo a Abuelas para recibir el Premio Nobel de la Paz. “Es el máximo homenaje que la Unesco rinde a personalidades e instituciones comprometidas con la paz”, destacó ayer Filmus, y explicó que presentó la candidatura de Abuelas “por su aporte a la lucha por los niños desaparecidos y apropiados durante la dictadura, y a la memoria, la justicia y la identidad a partir de la democracia”.

El Premio Houphouët-Boigny se concede todos los años y la elección está a cargo de un jurado internacional integrado por importantes personalidades. Su actual presidente es el ex jefe de Estado de Portugal Mario Soares. El último galardonado por la Unesco, en 2009, fue el ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. En ediciones anteriores recibieron el premio los sudafricanos Nelson Mandela y Frederik De Klerk (luego galardonados con el Nobel de la Paz), el asesinado líder israelí Yitzhak Rabin, el presidente israelí Shimon Peres y el líder palestino Yasser Arafat, el rey de España Juan Carlos I, y el ex presidente estadounidense Jimmy Carter.

Sobre los aspectos considerados por el jurado a la hora de premiarlas, Filmus destacó que “gracias a las Abuelas se han incorporado nuevos artículos en la legislación internacional sobre derechos del niño”, y ejemplificó “el derecho a la identidad como derecho inalienable”. Agregó que los integrantes del jurado tuvieron en cuenta el trabajo que derivó en 1987 en la creación del Banco Nacional de Datos Genéticos y que inspiró “la creación de bancos de ADN que permiten perpetuar la posibilidad de reconstruir la identidad, no sólo en los casos de desaparición forzada sino ante otros tipos de violencia”.

“Nos da una inmensa alegría que las Abuelas hayan recibido este merecidísimo premio, que es considerado la antesala del Premio Nobel”, destacó el ministro de Educación, Alberto Sileoni, quien manifestó su confianza en las chances del organismo para recibir el galardón que otorga el comité noruego. “Más allá del afecto y la justicia llevada adelante por las Abuelas, nos unen a ellas una importante relación de trabajo y varios proyectos conjuntos”, destacó.

El funcionario recordó que “es obligación del Ministerio de Educación Trabajar por la Memoria”, y citó como ejemplo el documental ¿Quién soy yo?, producido y emitido por el canal Encuentro junto con Abuelas, y el cuadernillo sobre los procesos de recuperación de la identidad que acompaña el audiovisual dirigido a docentes y alumnos de escuelas secundarias e institutos de formación docente.

El canciller Héctor Timerman manifestó su satisfacción por el premio otorgado a las Abuelas y sostuvo que “la persistente búsqueda de sus nietos es un ejemplo en todo el mundo y reafirma la voluntad de construir un futuro con memoria, verdad y justicia”. El cuerpo diplomático argentino expresó por medio de un comunicado “su más profunda satisfacción y su sincera felicitación a las Abuelas de Plaza de Mayo”.

Compartir: 

Twitter
 

Estela Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, agradeció el reconocimiento.
Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.