EL PAíS › SCIOLI ORDENO A SU GABINETE ALINEARSE CON LA ROSADA Y APOYAR LA REELECCION DE CFK

Señales de paz desde la provincia

En una reunión de gabinete, el gobernador sostuvo que era “lo mismo” que la Presidenta y que se debía apoyar sin fisuras su reelección. Pero ratificó la autonomía en la política de seguridad de su provincia y al ministro Casal.

 Por Nicolás Lantos

La presidenta Cristina Kirchner y el gobernador Daniel Scioli, ayer, durante el acto en que se anunciaron créditos del BID, en la Casa Rosada.
Imagen: DyN.

“Cristina y yo somos lo mismo.” La definición pertenece a Daniel Scioli y la utilizó, ayer, en una reunión con su gabinete, para ordenar el fin de las confrontaciones entre funcionarios provinciales y del gobierno nacional alrededor de la problemática de la seguridad. Según confirmaron a Página/12 cuatro asistentes al encuentro, el gobernador bonaerense –que el miércoles por la tarde había tenido una charla a solas con la Presidenta– instruyó a su tropa a “apuntar todos los cañones a la provincia” y acompañar a Cristina Kirchner en la campaña nacional. “Prácticamente dio por sentado que la Presidenta buscará su reelección”, sostuvo un secretario del gabinete provincial en diálogo con este diario. Además, con vistas a octubre, ordenó redoblar las acciones en el territorio, en particular en los municipios gobernados por la oposición, y destacó el trabajo realizado durante el verano en el Operativo Sol. De las colectoras “no dijo absolutamente nada.”

A pesar de que Scioli ratificó su compromiso con una eventual candidatura presidencial de Cristina Kirchner en la jornada de la Corriente Nacional de la Militancia en Mar del Plata, a fines de enero, algunos cruces entre funcionarios de segunda línea de ambas administraciones dieron letra en los últimos días a nuevos rumores sobre un distanciamiento. Sin embargo, el gobernador dio ayer la orden de bajar el calibre de las discusiones y confirmó que su objetivo en 2011 será ir por un nuevo período al frente de la provincia y acompañar los planes reeleccionistas de la Presidenta.

“Pidió que no entremos en el juego de quienes están apostando a gastar la relación”, relató uno de los presentes en la reunión de gabinete de ayer. “No hay ningún tipo de antagonismo –fue el mensaje del gobernador–. El alineamiento es absoluto con el gobierno nacional”. Incluso en el tema más caliente, el de las políticas de seguridad, Scioli no encuentra una incompatibilidad entre la visión del distrito y la de la Nación. Según explicó ayer el gobernador, la Presidenta le indicó que “los que definen las políticas de seguridad en cada provincia son los gobernadores y ella banca las decisiones que se tomen”.

Desde el entorno más cercano a Scioli le explicaron a Página/12: “Hay una exageración en esa discusión, pero sobre todo de parte de algunos que quieren ser más papistas que el Papa con Cristina y que después ella misma se encarga de bajar a la realidad”. Y destacaron que el discurso que dio la Presidenta el martes durante la apertura de sesiones ordinarias del Parlamento “es absolutamente compatible con la línea que se maneja en provincia”.

Otro miembro del gabinete, presente ayer, completó: “Hay que desideologizar el tema de la seguridad, que pareciera ser un monopolio de la derecha. Seguridad y derechos humanos no son conceptos contradictorios”.

En esa línea, anoche, en una entrevista televisiva, Scioli hizo una defensa enfática de su ministro Ricardo Casal. “Conoce la provincia como pocos” y “es un hombre con gran capacidad para construir consensos”, dijo. E insistió en la defensa de su política de seguridad. “Tengo convicciones profundas y posiciones inamovibles. No voy a dar ni un paso atrás”, marcó.

Por otro lado, el gobernador instruyó a sus colaboradores más cercanos acerca de las líneas a seguir en este año electoral. Junto a un “total alineamiento con el gobierno nacional”, Scioli les pidió que redoblen el trabajo en los municipios que están en manos de la oposición, para “tratar de fortalecer a los compañeros que laburan en el territorio, independientemente de las posibilidades que tengan de ganar”. Eso fue lo más cerca que estuvo de hablar del tema de las colectoras, que “no mencionó en absoluto” en las dos horas que estuvo hablando. “No quiso tocar el tema ni lo nombró a Martín Sabbatella –recordó uno de los presentes–. Sólo pidió que tengamos confianza en él.”

También hizo un repaso por lo que será la tarea legislativa para este año, porque quiere evitar que la dinámica propia de un año electoral interfiera con la labor de gestión, ya que –en sus cálculos– durante este período parlamentario sentará las bases que le permitirán trabajar durante los cuatro años de su eventual segundo mandato. “Nos pidió redoblar esfuerzos en todo lo que tiene que ver con la labor legislativa y que todos los que tengamos proyectos hagamos laburo para que salga”, resumió uno de sus ministros.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.