EL PAíS › ENTREVISTA CON DANIEL FILMUS, CARLOS TOMADA Y JUAN CABANDIE

“La Ciudad necesita trabajar con la Nación”

Los candidatos porteños del kirchnerismo anticiparon los temas centrales de su agenda de gestión. Advirtieron que a Macri no le interesa gobernar la Ciudad sino erigirse en jefe de la oposición.

 Por Julián Bruschtein

Imagen: Guadalupe Lombardo.

De a uno llegan los candidatos al inalterable Café Tortoni. La agenda los une y los separa según sea acto de campaña o desempeño de sus funciones: senador, ministro de Trabajo o legislador. Pasadas las tres de la tarde el candidato a vicejefe de Gobierno porteño Carlos Tomada aprovecha la espera para enfrentar con entusiasmo un “pebete con doble salchicha” y cuando llega el candidato a jefe, Daniel Filmus, degusta una sobria gaseosa libre de azúcar con una rodaja de limón. Para el nieto recuperado Juan Cabandié, un café cortado. La consolidación de una mayoría legislativa, enfrentar a dos candidatos que esquivaron la elección presidencial, la seguridad, salud, la Policía Metropolitana y el trabajo figuran entre los temas más importantes para un futuro gobierno de corte kirchnerista.

–¿Cómo se encara una campaña con dos candidatos que se perfilaban para la presidencia y decidieron bajar a la ciudad?

Filmus: –Tanto para (el jefe de Gobierno, Mauricio) Macri como para (Fernando Solanas) Pino meterse de la ciudad es un premio consuelo, los dos quisieron ser presidentes y no les dio el apoyo popular para competir con Cristina. Esto trae aparejado con Macri un problema en particular que es que en el 2015 va a querer ser otra vez candidato a presidente: en realidad no quiere ser jefe de Gobierno, sino jefe de la oposición. Eso es un problema porque la ciudad de Buenos Aires necesita trabajar con la Nación y necesitamos que no haya antagonismos. Hay muchas provincias que no tienen el signo político del gobierno nacional y sin embargo han trabajado muy bien. Pero Macri se va a concentrar para posicionarse en ser opositor al Gobierno y esto nos perjudica a todos los porteños.

Cabandié: –Macri es producto de la especulación. Cuando hay que salir a la cancha hay que salir, así lo demostró Néstor en el 2009, pero algunos no podrían aceptar una rotunda derrota, por eso se bajan de su candidatura.

–El proceso anterior a la conformación de la fórmula fue novedoso, con tres precandidatos kirchneristas. ¿Llegó el momento de organización del kirchnerismo en el distrito tras la dispersión de los últimos años?

Tomada: –En el camino de lo que señaló la Presidenta en el acto de Huracán, que había llegado el momento de organizar a la fuerza política, creo que esta plataforma producto de la movilización, de las precandidaturas y de la movilización actual que genera la campaña, es una base importante para aspirar a la construcción política de una fuerza que nos lleve a la victoria y con la que sostengamos las políticas de transformaciones para lograr una ciudad más justa y más inclusiva.

Filmus: –Pertenecemos a una fuerza que tiene una característica particular que recibe corrientes de adhesión que van desde el Partido Justicialista y los movimientos sociales hasta sindicatos y entidades barriales. Ha habido un crecimiento de la militancia enorme, fundamentalmente en la juventud, pero también en otros sectores que han vuelto a militar después de haber abandonado hace tiempo porque vuelven a creer en la política.

Los celulares interrumpen por momentos la conversación. Filmus y Cabandié se muestran entre sí las publicaciones en Twitter y comentan entre risas alguna ocurrencia que contestan a través de sus teléfonos.

–En la Legislatura también se vio la dispersión del kirchnerismo en los últimos años. La lista refleja un bloque más consolidado ideológica y políticamente...

Cabandié: –En las próximas sesiones vamos a concretar un camino de unidad con los bloques aliados (el sabbatellismo y el ibarrismo). Tenemos que pensar en mayorías legislativas que van a ser el sustento que necesitará el Ejecutivo, es decir Daniel y Carlos, para producir los cambios necesarios. No solamente estamos pensando en lo que es el espectro kirchnerista sino también en algunos descontentos que hoy están en la Legislatura y que están a gusto conversando para ir construyendo un escenario legislativo que nos ayude a transformar la ciudad. Estamos convencidos de que la Legislatura es un instrumento para cambiar la realidad de esta ciudad y no otra cosa.

Tomada: –También vale señalar que la mayoría legislativa que plantea Cabandié es expresión de la construcción de una nueva mayoría en la ciudad. Es cierto que hubo una mayoría que en algún momento fue seducida por alguna propuesta que exhibe sus incumplimientos y sus limitaciones, pero el desafío que tenemos es la construcción de esta nueva mayoría que se va a ver reflejada en el Parlamento local con una fuerza amplia del kirchnerismo y todos sus aliados.

–En las calles se ve una importante campaña del Gobierno de la Ciudad en donde la línea entre lo electoral y la propaganda oficial es muy difusa. ¿Cuál es el límite entre campaña electoral y de gobierno?

Tomada: –¿No es delito hacer este tipo de campaña?

Cabandié: –Es totalmente ilegal. Nosotros impulsamos la ley de publicidad oficial que Macri vetó en su momento, donde establecíamos que el Estado no podía utilizar el mismo color que su partido.

Filmus: –Sí, pero también hay una que está vigente que dice más o menos lo mismo. Y no puede hacerse propaganda oficial que induzca al voto treinta días antes de la elección. La verdad es que se está burlando absolutamente de todas las normativas vigentes. Nosotros hicimos las denuncias para que se cumpla con la normativa y el jefe de Gobierno debería dar el ejemplo en este sentido.

–¿Se puede anticipar ya una segunda vuelta con el macrismo?

Filmus: –Lo que se ve es una polarización enorme donde se está adelantando el voto de la segunda vuelta hacia nosotros, también hacia Macri, los dos venimos subiendo el caudal electoral y lo que quedó relegado es el voto a terceras fuerzas. Pino está más cerca de sus valores históricos que de la última elección.

La campaña se lleva a otra vez a los candidatos. El remolino de asesores y allegados se aleja dejando detrás el Café Tortoni, un símbolo de la Ciudad de Buenos Aires que espera por una definición el 10 de julio.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.