EL PAIS › RICARDO ALFONSIN ADMITIO QUE LAS ENCUESTAS LO UBICAN DETRAS DE CFK

“Hoy Cristina nos saca ventaja”

El radical encabezó un acto en Mar del Plata para presentar a los candidatos de Udeso y llamó a trabajar para revertir la diferencia que le lleva la Presidenta. Lo acompañó su socio Francisco de Narváez, quien desafió a Daniel Scioli a debatir.

Ricardo Alfonsín y Francisco de Narváez presentaron en Mar del Plata a los candidatos de Udeso.
Imagen: DyN.

Por tercera vez desde que anunciaron en sociedad su matrimonio político, Ricardo Alfonsín y Francisco de Narváez compartieron un acto de campaña. En esta ocasión el escenario fue junto al mar, en Mar del Plata, para celebrar que a pesar de los contratiempos superaron la primera prueba, el armado de listas, y ahora inician la etapa proselitista a pleno. Alfonsín llevó a su compañero de fórmula Javier González Fraga y al primer candidato a diputado de la Unión para el Desarrollo Social, Miguel Bazze, De Narváez a su vice, Mónica López, al primer senador, José “Pepe” Scioli, y a los candidatos a diputados, los sindicalistas Alberto Roberti y Eduardo Valdés. “Gobernador Scioli, llegó la hora de la verdad, lo invito a dar un debate, sólo espero que la señora Presidenta le dé permiso para venir”, chicaneó el Colorado. El hijo del ex presidente Raúl Alfonsín, en cambio, reconoció que Cristina Fernández le “saca ventaja” en las encuestas, pero se mostró confiado en que van a trabajar “para que la poca diferencia que ella nos tiene se revierta”.

Aprovechando la logística y organización a cargo de De Narváez, Alfonsín volvió a pisar suelo bonaerense de la mano del peronista disidente. Se convocaron en el estadio del club Once Unidos, en el barrio de Parque Luro, con la excusa de la presentación de cientos de candidatos a legisladores nacionales, provinciales y distritales e intendentes de la provincia. Quedaron, después de trabajosas y conflictivas negociaciones, unos 35 municipios donde las candidaturas se resolverán el 14 de agosto, cuando se realice la primaria abierta simultánea y obligatoria. El sector del radicalismo que responde a Federico Storani, así como referentes del cobismo y dirigentes y militantes del alfonsinismo continúan su resistencia al acuerdo o están descontentos con la distribución de los cargos. Sin embargo, la alianza trazada por el alfonsinismo con su ex rival, Leopoldo Moreau, le permitió dominar las estructuras orgánicas del partido.

En el tercer y séptimo lugar, con buenas chances de entrar a la Cámara baja, De Narváez colocó a dos dirigentes sindicales de peso. Se trata de Roberti, secretario general de los petroleros privados, y Valdés, del gremio del Vidrio. Ambos integran la disidente CGT Azul y Blanca, que comanda el gastronómico Luis Barrionuevo, al igual que el jefe de Campaña del Colorado, el legislador porteño Daniel Amoroso, del sindicato del juego (Aleara). Incluso antes de ser elegida vice, Mónica López ya aparecía junto a De Narváez en gigantografías y publicidades a página entera. López, además de diputada provincial, es la esposa de Roberti. Para barnizar la nómina con una impronta anticorrupción, De Narváez y Alfonsín colocaron en segundo puesto a la ex ministra de Salud, Graciela Ocaña, conocida por sus investigaciones sobre irregularidades en el manejo de fondos de las obras sociales sindicales.

“Hoy Cristina Fernández de Kirchner nos saca ventaja, pero vamos a trabajar para que la poca diferencia que ella nos tiene se revierta”, sostuvo Alfonsín, a la vez que pidió “no bajar los brazos, ya que otra Argentina es posible”. Durante el acto, Alfonsín dijo que quiere llegar a la provincia y al gobierno nacional “para construir una sociedad más pacífica, más equilibrada con un mejor relacionamiento entre las fuerzas políticas”. Para concluir, el radical llamó a trabajar para el 14 de agosto. Su estrategia es salir primero del conglomerado opositor para capitalizar hacia octubre todos los votos anti K.

Más picante, De Narváez se montó en las versiones sobre la imposición de Gabriel Mariotto como candidato a vice de Scioli y lo desafió a debatir, “si la señora Presidenta le da permiso”. El hermano de Scioli, Pepe, aseguró luego de pregonar por “el diálogo y el consenso” que al kirchnerismo lo van a “bajar de su soberbia con millones de votos”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.