EL PAíS › CORTOCIRCUITO EN LA UCR POR EL ACUERDO CON EL PJ DISIDENTE EN SANTA CRUZ

Que Duhalde sí, que Duhalde no

Ricardo Alfonsín negó la existencia del pacto. Sin embargo, en el radicalismo santacruceño hay quienes lo dan por hecho. El candidato a gobernador, Eduardo Costa, se mantiene en silencio y no salió a aclarar la situación, como le reclama el alfonsinismo.

 Por Sebastian Abrevaya

La oposición está a un paso de escribir un nuevo culebrón político. El candidato a gobernador de Santa Cruz, el radical Eduardo Costa, despertó el enojo de la UCR al firmar un acuerdo con el peronismo disidente local, con el objetivo de colgarse de la boleta presidencial de Eduardo Duhalde, además de las de Ricardo Alfonsín, del socialista Hermes Binner y de Elisa Carrió, de la Coalición Cívica. Ayer, luego de un acto en Buenos Aires, Alfonsín sostuvo que no existe el pacto con el duhaldismo. Sin embargo, Costa lleva varios días en silencio, a pesar de los reclamos alfonsinistas para que aclare la situación. Otros dirigentes de la UCR santacruceña, en cambio, ratificaron que la alianza ya fue concretada y que falta su oficialización por la Justicia Electoral cuando finalicen los plazos el 23 de septiembre.

Según trascendió, los artífices del acuerdo fueron el peronista disidente y ex vicegobernador Eduardo Arnold y el operador radical Roberto Giubetich, candidato a intendente de Río Gallegos y armador de la campaña de Costa. Arnold y Giubetich son viejos conocidos y se encargaron ellos de las negociaciones. Eduardo Duhalde no contaba con candidato a gobernador en esa provincia y habría tentado a un partido chico, que rechazó su propuesta. En segundo lugar lo buscó a Costa y le prometió un aporte económico para la campaña.

El diputado radical, que en 2009 le ganó la elección legislativa al kirchnerismo, vio que las primarias habían pintado un escenario adverso de cara a octubre. A pesar de no elegirse cargos locales, el 14 de agosto Cristina Fernández obtuvo el 65 por ciento de los votos, mientras que Alfonsín sacó el 14 y Duhalde el 5. En ese contexto, salió a buscar una “pata peronista” que le permitiera competir en mejores condiciones con el actual gobernador, el kirchnerista Daniel Peralta.

El sábado pasado, Costa firmó un acta junto con las 62 Organizaciones peronistas, encabezadas en Santa Cruz por Pedro Nuñez, primer candidato a diputado provincial. Nuñez es, además, secretario general del gremio de peones rurales, que a nivel nacional comanda Gerónimo “Momo” Venegas, uno de los pilares del peronismo disidente de Duhalde y Mario Das Neves. “No le veo ningún inconveniente dentro del escenario actual. Nos hemos pragmatizado mucho”, sostuvo en diálogo con Página/12 uno de los hombres del círculo íntimo de Duhalde.

El candidato a renovar su banca de senador nacional y titular del Comité de Río Gallegos, Alfredo Martínez, le manifestó a este diario su rechazo al acuerdo y su descontento al enterarse “por los diarios” locales de que se había concretado la alianza.

Alfonsín dijo que el pacto no es cierto y que “se tergiversaron los hechos” por pedido del kirchnerismo. En el asado donde Costa firmó su acuerdo con el PJ disidente se podía ver su gigantografía pegada a la de Duhalde-Das Neves. Además, fuentes de la UCR local señalaban que en el local partidario de Giubetich, en Río Gallegos, también se podían ver los afiches presidenciales de Duhalde.

El cambio de estrategia luego de las primarias es el mismo que realizaron el radical mendocino Roberto Iglesias y el bonaerense Francisco de Narváez: provincializar al máximo la elección y buscar contactos con otros candidatos presidenciales. Iglesias grabó un jingle denominado “cortá boleta”, mientras que De Narváez viajó hasta San Luis para negociar el apoyo de Alberto Rodríguez Saá. En otras provincias, como Entre Ríos y La Pampa, los radicales Atilio Benedetti y Juan Carlos Marino pidieron la adhesión al santafesino Hermes Binner, ya que los socialistas forman parte de los frentes locales.

Con tristeza, Alfonsín escuchó de varios de ellos la afirmación de que la Presidenta será reelecta el 23 de octubre. Costa, esta semana, se sumó al coro: “Todo indica que la próxima presidente va a ser Cristina Fernández”. De todas maneras, en el entorno del hijo del ex presidente intentan calmar las aguas y señalan que no les molestan las infidelidades de sus candidatos.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Alfonsín y Javier González Fraga siguen con una campaña que no se les presenta fácil.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.